Saltar al contenido

Oración a Santa Eulalia de Barcelona

Santa Eulalia

Santa Eulalia es una santa mártir reconocida tanto por la iglesia católica como por la iglesia ortodoxa. Es patrona de Barcelona así como de varias provincias de España. Sufrió el martirio durante la persecución de Diocleciano (siglo III-IV), resistió con valentía y fe 13 torturas terribles, para morir crucificada. Muchas leyendas giran en torno a la historia de esta santa.

Eulalia algunas veces es llamada de Olaya, Laia o Eularia; según los relatos nació en el año 291 en la región de Hispania que hoy en día corresponde a Sarria en la actualidad. Su historia cuenta que fue educada en el seno de una familia cristiana y siendo muy pequeña quiso consagrarse a Dios.

En aquella época estalló la persecución contra los cristianos, una de las más cruentas de la historia bajo el gobierno de Diocleciano. Eulalia vio muchos compañeros fieles ser muertos y torturados, por ello, escapó de su casa y llegó hasta el gobernador de Barcino, para reprocharle las torturas contra los cristianos. Tenía tan solo 13 años cuando fue capturada; pretendían obligarle a renunciar a su fe, pero la niña permaneció firme, así que fue condenada a 13 torturas, una por cada año de edad.

Eulalia fue encarcelada en una prisión sucia y oscura, luego azotada, desgarraron su cuerpo con garfios, la pasaron por un brasero ardiendo, quemaron sus pechos, le arrojaron aceite hirviendo, la arrojaron a una fosa con cal, la colocaron desnuda en un tonel con vidrios y clavos que lanzaron por un barranco, y la colocaron en un corral con pulgas.

Como muerte, después de exhibirla desnuda en la calle, la crucificaron. Una leyenda dice que una nevada cubrió el cuerpo de Eulalia, y que al morir, de su boca salió una paloma blanca en dirección al cielo. Sucedió en el año 304.