Saltar al contenido

Oración a Santa Cesárea

santo sin imagen

Santa Cesárea de Arles, fue una abadesa francesa, hermana del obispo san Cesáreo, conocida por consagrar su virtud a Dios y escribir una regla destinada a las santas vírgenes. Vivió durante el siglo VI.

Cesárea nació en la ciudad de Arlés, localizada en la Provenza de Galia, una región de Francia que es frontera con Italia, a finales del siglo V.

Se desconocen muchos datos acerca de los primeros años de su vida, de hecho, las informaciones disponibles sobre esta santa se fundamentan a partir de los relatos de la vida de su hermano, san Cesáreo de Arlés. Según se cuenta, el obispo mandó a llamar a Cesárea para la fundación de un monasterio femenino en la ciudad de Arlés. En este tiempo, santa Cesárea ya había iniciado su vida como religiosa en el monasterio de Marsella, donde se dedicaba a desarrollar la perfección espiritual con penitencia y oración constante.

El propósito era la fundación de un monasterio para vírgenes y mujeres viudas, para que se acercasen a Dios cultivando la oración, la piedad, y practicando caridad y ayuda al prójimo a través de la asistencia a los pobres y enfermos.

De modo que santa Cesárea se dedicó junto a su hermano obispo Cesáreo, a escribir la regla monástica para las mujeres de esta congregación, y de hecho es la primera escrita de este estilo. Para la mitad del siglo VI, la regla había sido adoptada también en el monasterio de Poitiers por santa Radegundis.

Esta regla contemplaba que las religiosas deberían trabajar en labores de lavado, costura, transcripción de libros, como medios de sustento; así mismo, debían estudiar por lo menos dos horas diarias; tenían prohibición alimentaria de ciertas comidas como por ejemplo la carne, y otros costosos, salvo aquellas hermanas enfermas. En otros aspectos, el baño diario era obligatorio, y los vestidos de la iglesia debían ser sencillos, sin bordados ni lujos, al igual que los hábitos. Todas estarían sujetas a la abadesa.

La vida de santa Cesárea fue breve, murió a temprana edad, en medio de humildad y pobreza, alrededor del año 529. Su cuerpo se enterró en una tumba que compartiría con su hermano.