Saltar al contenido

Oración a Santa Bibiana

Oración a Santa Bibiana
5 (100%) 5 votes

Su nombre es procede de una raíz latina y significa “aquella que vive”; Santa Bibiana, también conocida por sus variantes Viviana o Vibiana, es una mártir romana, quién vivió a mediados del siglo IV.

santa-bibiana

Santa Bibiana fue una de las últimas víctimas de las condenas contra los cristianos sufridas durante el mandato de Julián el Apóstata.

Quien era gobernador de la región en aquel entonces era Aproniano, el cual ejecutó a Fausto y a Dafrosa, los padres de la santa, y para lograr apoderarse de sus bienes, Aproniano quiso forzar a sus hijas a que se declaran contra el cristianismo y adoraran a los dioses paganos.

Las jóvenes fueron encarceladas; la hermana Demetria falleció estando en la cárcel, por su parte, Santa Bibiana, fuerte y firme en su fe, se enfrentó a Aproniano, manteniéndose siempre en la defensa de sus convicciones cristianas, por lo que el gobernador enfurecido la impuso como castigo el ser atada a una columna para que la torturaran.

Santa Bibiana sufrió múltiples flagelaciones, tenía llagas y heridas por todo su cuerpo, pasó duros momentos de agonía hasta que falleció. Sus verdugos dejaron su cuerpo para que los perros hicieran estragos con él, pero unos cristianos lograron salvarlo y darle sagrada sepultura junto al sepulcro de sus padres y de su hermana, en un terreno cerca de su casa. En ese lugar se levantó una capilla que más tarde se convertiría en la Basílica de Santa Bibiana por el Papa Simplicio, ubicada en el monte Esquilino.

Santa Bibiana es representada junto a una columna, donde recibió los azotes, la corona del martirio y una sonrisa de paz en su rostro, todos estos instrumentos que la martirizaron.

Oración a Santa Bibiana

Señor Dios, Tú que eres el que nos dispensas todos los bienes, hiciste reunir en tu delicada sierva Bibiana la belleza de la virginidad envuelta en la corona gloriosa del martirio, dignate, por su intercesión, purificar nuestros corazones y unirlos al tuyo con lazos de amor fraterno, a fin de que, libres de todo peligro, obtengamos las recompensas que nos tienes preparadas en el Cielo para todos los que te aman.

Por Jesucristo, Nuestro Señor

Amén.

Oración a Santa Bibiana (II)

Oh Dios, dispensador de todo bien, que has reunido en santa Bibiana la flor de la virginidad y la palma del martirio,
te pedimos, por su intercesión, poder unir nuestros corazones a Vos con los vínculos de la caridad, a fin de que, libres de todo peligro, obtengamos las recompensas eternas.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Oración a Santa Bibiana para causas desesperadas

Dios todopoderoso y eterno, que concediste a Santa Bibiana la fe necesaria para derramar su sangre por ti; la caridad autentica para dar cristiana sepultura a los más necesitados.

El valor y la resignación cristiana para convivir con los dementes y el sacrificio y la humildad precisa para soportar humillaciones y los mas duros tormentos, concédenos la fe, la caridad, el valor, la resignación, el sacrificio y la humildad necesaria, para poder sobrellevar las dificultades que nos oprimen en estos momentos adversos.

Socórrenos, te suplicamos, concédenos el favor de paliar nuestros problemas, muy especialmente: (hacer la petición)

Haz que, ayudados por la intercesión de vuestra amada sierva santa Bibiana, virgen y mártir soportemos por tu amor nuestras dificultades y con valentía caminemos hacia ti que eres la fuente de toda vida, y nuestra gran esperanza para alcanzar como ella la eterna Bienaventuranza.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Rezar el Acto de Contrición, padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Oración a Santa Bibiana para pedir paz y amor

Santa Bibiana, Virgen prudente, que estuviste siempre preparada esperando a Jesús. Ten presente a aquellos que esperamos también su venida.

Esperamos el nacimiento del Salvador del mundo, que señala el fin del pecado y el inicio de la justicia. Esperamos la venida del salvador en nuestras almas, para que vivifique y nos una a El con su amor.

Virgen sabia, intercede por nosotros con tu oración, haz que nuestras almas gocen de la paz de la esperanza puesta en el cielo. Sana nuestras almas heridas por el pecado y danos fuerza en las pruebas de esta vida.

Amén