Saltar al contenido

Oración a Santa Águeda Yi Sosa

Santa Águeda Yi Sosa es una religiosa y mártir de la iglesia católica nacida en Corea, vivió durante el siglo XIX. Su historia se relata paralela a la de su hermano menor Pedro Yi Hoyong, puesto que sufrieron el martirio por la misma causa de su fe católica, sin embargo, se suele mencionar en los martirologios el nombre de santa Águeda.

Nacida probablemente a finales del siglo XVIII son pocos los relatos de los primeros años de vida de Santa Águeda. Nació de una familia de padres religiosos en Corea del Sur que habían sido martirizados en la primera persecución de Corea. De Águeda se dice que era una mujer piadosa, de obras de caridad, que realizaba labores de servicio para los enfermos y necesitados y además era colaboradora de la iglesia católica en Seúl.

Por su parte, su hermano Pedro también tenía profundas creencias religiosas y laboraba como catequista. En el año 1840, Pedro y su hermana mayor Águeda fueron capturados por radicales del gobierno coreano, junto con otra mártir amiga de Águeda, Teresa Kim, quien además era colaboradora del primer sacerdote católico coreano, Andrés Kim Taegon.

Los tres fueron encarcelados y torturados, sin embargo, permanecieron firmes en la profesión de su fe cristiana y católica. Santa Águeda y Teresa Kim fueron decapitadas el 9 de enero de 1840. Pedro permaneció en prisión donde fracturaron sus huesos tres veces y continuó bajo torturas hasta que falleció cuatro años más tarde.

Santa Águeda Yi Sosa, en ocasiones llamada Ágata, fue canonizada por el papa Juan Pablo II en el año 1984.