Saltar al contenido

Oración a San Zacarias

Zacarías fue el papa de la iglesia católica N°91, cuyo pontificado se extendió entre el 741 y el 752. Como pontífice, se encargó de restaurar los territorios romanos que habían sido invadidos por los lombardos, a través de alianzas estratégicas, pensando siempre en los intereses del pueblo y de los fieles, así mismo, apoyó el ascenso al trono de Pipino el breve y el comienzo de la dinastía Carolingia. Su festividad litúrgica se recuerda el 15 de marzo.

Zacarías nació en Calaria, al suroeste de Italia, aproximadamente en el año 679. Su padre era un griego cristiano que se había asentado en Roma, donde pertenecían a la comunidad de los griegos de Calabria. Son pocas las informaciones sobre este papa antes de su ascenso al trono, es probable que fuera sacerdote al servicio de la iglesia de Roma cuando fue electo como Sumo Pontífice, el 5 de diciembre del 741.

Al inicio de su pontificado, se dedicó a proteger la ciudad de las amenazas de las invasiones. Para ello, Zacarías abandonó la alianza que su predecesor Gregorio III había establecido con el duque de Spoleto, Trasamundo, y trató personalmente con Lituprando, rey de los lombardos, quien planeaba atacar Rávena. El papa lo convenció de desistir de dicho ataque y además, logró recuperar algunas ciudades que habían sido tomadas por los germánicos.

En la antigua Bélgica, Zacarías apoyó a Pipino el Breve para que se coronara como rey de los francos, destronando a Childerico III y dando inicio de esta manera a la dinastía Carolingia, en la cual se establecería un estrecho lazo entre la figura del papa y los monarcas; Pipino fue coronado por el arzobispo Esteban, enviado por el papa Zacarías.

En un aspecto más religioso, Zacarías buscó restaurar varios templos en Roma, como el Palacio Lateranense, el Palacio de Letrán, e hizo donativos importantes para la construcción de iglesias y adquirió grandes terrenos para la iglesia Romana. Falleció el 15 de marzo del año 752.