Saltar al contenido

San Volusiano

San Volusiano fue un religioso católico de origen Francés, quien fue obispo de la diócesis de Tours, que fue perseguido y atacado por los Godos, quien lo desterraron arrebatándole su sede, por lo que tuvo que exiliarse hasta su muerte. Su vida transcurrió durante el siglo V.

Se disponen de pocos relatos de la vida de San Volusiano. Apenas se sabe de su nacimiento en la primera mitad del siglo V. Durante años pasó a cultivar su fe religiosa y alcanzar un pleno desarrollo espiritual que le permitiese avanzar en su camino a Cristo.

En algunas fuentes se narra que en los primeros años de su vida Volusiano estuvo casado con una mujer que tenía un defecto ocular y un carácter irritante y difícil, que el santo supo tolerar y sobrellevar con paciencia y con amor. Llegada la hora de su llamado al servicio religioso, Volusiano ingresó a un monasterio, y la que había sido su mujer probablemente se retiró a un convento.

En el monasterio cultivo la oración y la penitencia, para hacer crecer su religiosidad. Aproximadamente, alrededor del año 488 fue designado como obispo de la diócesis de Tours en el territorio de Francia central.

Durante su tiempo como obispo sirvió a su comunidad en la instrucción católica, dando ejemplo de penitencia y oración, evangelizando y promoviendo el amor al prójimo. En el año 496, el territorio de la diócesis de Tours fue invadido por los godos, quienes lo capturaron y enviaron al exilio a territorio español.

Tristemente, san Volusiano falleció en Toulouse, una región al sur de Francia, lejos de su diócesis en el año 498. Otra leyenda dice que fue asesinado por sus captores cuando lo llevaban al exilio.

La festividad litúrgica de San Volusiano se celebra cada 18 de enero.