Saltar al contenido

Oración a San Vito de Lucania

San-Vito
Oración a San Vito de Lucania
5 (100%) 2 vote[s]

San Vito de Lucania es un reconocido santo patrono de los más jóvenes nombrados por la iglesia católica. Fue martirizado con tan solo 7 años de edad.

San Vito nació en el año 290 después de Cristo, en medio de una familia que se encontraba lejos de las creencias cristianas, en una época donde está religión comenzaba a ser objeto de persecución y martirio en quienes la defendían y practicaban. Este niño contó para su educación con los maestros Santa Crescencia y San Modesto, quienes lo instruyeron en saberes morales, religiosos y humanos. Consiguieron bautizar a San Vito de Lucania a escondidas, puesto que la práctica del cristianismo era criticada y hasta penada.

Si bien la información en torno a la historia de San Vito de Lucania es un tanto imprecisa e incierta, se sabe que su martirio comienza cuando intentó convertir al cristianismo al hijo del gobernador Valeriano, hecho que provocó que fuese encarcelado junto con sus maestros. Sin embargo, un Ángel enviado de Dios los sacó de la cárcel y los tres huyeron en barco a  Roma.

Se cuenta que entonces, Diocleciano tenía un hijo con  epilepsia, en el cual San Vito realizó el milagro de curarlo del mal que este padecía, mostrando públicamente su fe cristiana; no obstante,  que el gobernador quiso obligarlo a renunciar a su fe con amenazas ante las cuales San Vito no cedió. Se cuenta entonces que a partir de ese momento San Vito de Lucania y sus maestros fueron víctimas de una serie de martirios y tratos crueles que buscaban que renunciasen a su fe cristiana o matarlos.

En medio de tal martirio, un Ángel consiguió liberarlos, mediante un gran estruendo y un clima de oscuridad que derrumbó los altares y templos paganos. San Vito y sus maestros lograron regresar a Lucania, donde fallecieron por causa de tanto sufrimiento durante el martirio.

Su cuerpo descansa en la catedral de Praga, de donde sale en procesión cada mes de agosto. La gente acude a San Vito para rogar por la curación de males como la epilepsia.

Oración a San Vito de Lucania

No ames al mundo y sus vanidades. De lo que tanto uno añora, dedica tu vida, deja de pensar en lo vanal, aléjate de tu propio cuerpo.

Dedícate a la Oración como único medio tangible para acercarte a Dios.

Dejando lo malo y acercándote a todo lo que sea verdadero.

Dejo lo malo. Me uno en Oración a ti acogiéndote.

Aunque unos quieran enaltecer en gloria y otros en lo vanal de las riquezas, yo solo deseo rendirme a ti Dios poniéndote en primer lugar, dándote mi alma pecadora a ti para emparejar mi camino con amor a ti.

Amen.