Saltar al contenido

San Víctor

San Víctor, Mártir

San Víctor es un santo de la iglesia católica quien vivió durante el siglo III. Se tienen muy pocos datos de su vida, más se saber que recibió la palma del  martirio junto con otro grupo de santos religiosos a mediados del siglo III durante la persecución en contra de los cristianos, ordenada por el emperador Decio.

San Víctor nació posiblemente en los primeros años del siglo III en la región de Marsella en Francia. Es probable que en su juventud se hiciera cristiano y se trasladase a Roma, donde participó como miembro activo de la iglesia en las misiones evangelizadoras.

Al poco tiempo, San Víctor se unió a un grupo de religiosos que eran encargados de evangelizar en Corinto y otros territorios vecinos de Grecia. Los otros santos eran Victorino, Nicéforo, Claudio, Diodoro, Serapión y Papías.

Según cuenta la historia, este grupo de santos mártires fueron capturados a mediados del siglo III, por órdenes del emperador Decio quien había decretado la prohibición de las reuniones y actividades de los cristianos. Víctor y los demás santos fueron condenados por su fe y ejecutados en Corinto en el año 250 aproximadamente, aunque otros relatos dicen que sufrió el martirio en África. Víctor fue ejecutado al ser golpeado en un mortero de mármol.

Los cuerpos de estos santos mártires fueron rescatados y trasladados a Marsella, donde se sepultaron. En el siglo V se identificaron las tumbas de estos religiosos, y se fundó en las cercanías de dicho lugar, la abadía de San Víctor de Marsella, en honor al mártir San Víctor.

Hoy en día, esta abadía cuenta con más de 1.700 años de historia, lo que la convierte en un verdadero santuario para la comunidad católica en Francia.