Saltar al contenido

Oración a San Urbano III

urbano III

Urbano III fue el papa N° 172 de la Iglesia Católica, en el periodo comprendido entre los años 1185 y 1187. Su pontificado apenas duro dos años, pero estuvo lleno de conflictos originados por las ambiciones del Emperador Federico I Barbarroja de retomar su poder y popularidad en Italia, quien no le permitió entrar en Roma y tuvo que permanecer durante todo su pontificado en Verona. Su memoria se celebra el 19 de octubre.

Urbano III nació en Milán, y fue bautizado con el nombre de Uberto, provenía de la noble familia milanesa de los Crivelli. Fue nombrado cardenal por Lucio III en el año 1182 y arzobispo de Milán en 1185. Es nombrado santo Pontífice el 25 de noviembre de ese mismo año, pero coronado el 1 de diciembre. Urbano heredo de su predecesor, la rivalidad existente con el Emperador Federico Barbarroja, que se convertiría más tarde en un conflicto personal por los hechos ocurridos en Milán en el año 1162, donde resultaron asesinados y mutilados familiares del Pontífice.

Urbano III rompe sus relaciones con Federico I Barbaroja y se niega ante la pretensión de que su hijo Enrique VI sea coronado como emperador, sin embargo, el emperador logra el matrimonio entre su hijo y Constanza heredera de la corona Siciliana y con esto recupera parte de su poderío, mientras que la iglesia se ve amenazada. Enrique es nombrado emperador por el patriarca de Aquilea, al quien Urbano responde excomulgándolo.

Durante su papado, logro conformar los privilegios de los abades cistercienses; realizó la dignidad del subdiaconado, defendió a los monjes de Poblet, Santa Creus y otras abadías. También confirmo los privilegios de la Congregación de Monte Virgine y varias Catedrales.

En 1186, Enrique VI, invadió los Estados Pontificios en nombre del Sacro Imperio Romano Germánico, el Papa Urbano amenazó con la excomunión a los emperadores, pero al no contar con el apoyo de los arzobispos no pudo llevar a cabo su decisión, y esta derrota afectó significativamente su salud, por lo que posteriormente murió en Ferrara, el 19 de octubre de 1187.