Saltar al contenido

Oración a San Tiziano

San Tiziano fue un religioso de la iglesia católica quien llegó a ser obispo de Oderzo, en Venecia (Italia), y vivió durante el siglo VII.

Son escasos los datos biográficos confiables de san Tiziano. Probablemente nació en la región de Heraclia, una ciudad antigua que se encontraba ubicada en la costa de Venecia; era proveniente de una familia noble, a finales del siglo VI.

Desde joven fue educado en la fe cristiana, bajo la tutela del obispo de Opitergium, Floriano. Se embarcó y adoptó la vida religiosa para sí, logrando ser ordenado como diácono, sacerdote y obispo de la diócesis de Oderzo.

Era un hombre piadoso y caritativo, famoso en la región por su trabajo en servicio de los pobres y necesitados. Gracias al aprecio popular que tenía Tiziano, cuando Floriano se retiró a Ravena para el cisma de los tres capítulos, Tiziano fue consagrado por aclamación popular.

Defendió a la iglesia católica contra los arrianos, los paganos y demás herejes que tenían fuerte influencia en aquella época en las regiones vecinas. Llevó una vida ejemplar y de servicio, ganándose respeto y admiración de todos hasta la fecha de su muerte el 16 de enero del año 632. Su cuerpo se sepultó en la catedral de la ciudad de Oderzo; actualmente descansa en la catedral de Ceneda.

Su culto inició casi inmediatamente, en el siglo VIII. Es considerado patrón de la ciudad de Vittorio Veneto y de la diócesis de Oderzo, así como también de otras localidades vecinas de dicha región italiana.