Saltar al contenido

Oración a San Tito

san-tito
Oración a San Tito
5 (100%) 2 votes

San Tito es otro  de los apóstoles y seguidores del cristianismo, el cual  fue discípulo y secretario de San Pablo. Viajo junto con el apóstol San Pablo en un gran número de viajes misioneros en su camino de predicar la palabra de Dios y los hechos y obras de Jesús.

San Tito es nombrado en las cartas del apóstol San Pablo. Fue su acompañante durante el Concilio de Jerusalén. De San Pablo obtuvo mayores conocimientos y sabiduría en el aspecto del estudio de las Santas Escrituras, profundizó en el entendimiento de la palabra de Dios y de los hechos y obras de Jesús.

El mismo San Pablo en la carta que redacta para los Corintios, conservada en el Nuevo Testamento, habla de San Tito, como un hombre fiel a las enseñanzas de Jesús en quien confía totalmente y que es su discípulo. De hecho, San Pablo envía a San Tito para predicar en Corinto y emprender la labor de que los cristianos obedezcan los consejos de San Pablo en sus cartas y la palabra de Dios e imiten los hechos de Jesús.

San Tito desempeñó excepcionalmente esta misión, logrando así que San Pablo se sintiese contento y feliz por las buenas nuevas que San Tito anunciaba sobre la ciudad.

San Pablo por la gran labor de apóstol que cumplió San Tito lo hizo obispo de la Isla de Creta y lo instruyó a través de una carta, en todas las virtudes que deben de tener los sacerdotes.

De San Tito se dice que murió anciano, siendo venerado por muchos fieles. Fue un verdadero defensor del cristianismo, haciendo honor a su nombre que significa “el defensor o el que defiende”.

Oración a San Tito

Oh Dios, que hiciste brillar con virtudes apostólicas a san Tito, concédenos, por su intercesión, que, después de vivir en este mundo en justicia y santidad, merezcamos llegar al reino de los cielos.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén

Oración a San Tito para pedir un favor

Glorioso San Tito, a ti acudimos, llenos de confianza en tu intercesión. Nos sentimos atraídos a ti con una especial devoción y sabemos que nuestras súplicas serán más agradables a Dios nuestro Señor, si tu, que tan amado eres de Él, se las presentáis. Tu caridad, reflejo admirable de la de Dios, te inclina a socorrer toda miseria, a consolar toda pena y a complacer todo deseo y necesidad, si ello ha de ser en provecho de nuestra alma. Mira, pues, nuestras miserias y penas nuestros trabajos y necesidades, nuestros buenos deseos, y alcánzanos que cada día aseguremos más nuestra eterna salvación con la práctica de las buenas obras y la imitación de tus virtudes.

Dios todopoderoso, que has derramado por toda la creación reflejos de tu infinita belleza y bondad, haciendo el hombre a tu imagen y semejanza, tanto amas a quienes se entregan totalmente, que nos los pones como modelo, quieres que les veneremos y haces innumerables beneficios y milagros por su intercesión. Por ello y mediante tu siervo San Tito, te rogamos nos concedas (mencionar aquí la petición) y con ello una mayor correspondencia a tu amor.

Amen.