Saltar al contenido

Oración a San Tiranión de Tiro

San Tiranión de Tiro es un santo de la iglesia católica quien vivió durante el siglo III. Fue obispo o miembro de la iglesia de Tiro, quien recibió la palma del martirio a consecuencia de su fe cristiana, junto a otro grupo de cuatro mártires religiosos, en el contexto de una sangrienta y despiadada persecución contra los cristianos que tuvo lugar en a comienzos del siglo IV.

Se conservan pocos relatos de la vida de San Tiranión y los mártires de este período. La mayoría de las historias solo identifican su cargo y cómo fue ejecutado.

Probablemente san Tiranión, nacido en la comunidad de Tiro a mediados del siglo III. Se educó en la fe cristiana y se hizo miembro activo de la iglesia católica en dicha región, posiblemente fue presbítero y obispo.

A comienzos del siglo IV las persecuciones en contra de los cristianos se agravaron, muchos religiosos y fieles fueron capturados, torturados y ejecutados. San Tiranión fue detenido en Tiro, en el año 310, junto con san Zenobio, también religioso. Ambos fueron trasladados a Antioquia de Siria, donde los torturaron para convencerlos de abandonar su fe católica, sin embargo, se mantuvieron firmes en su creencia y aceptaron con valentía el sufrimiento.

San Tiranión fue condenado a morir desgarrando su cuerpo con garfios de hierro, para luego ser arrojado a las aguas del río Orontes.

El presbítero San Zenobio quien era médico y sacerdote de Sidón, fue descoyuntado en el potro (celebración 29 de octubre).

Otros mártires católicos víctimas del gobierno del emperador Maximino fueron: San Silvano obispo de Emesa de Fenicia (6 de febrero) quien fue condenado por su fe católica a morir devorado por fieras; y san Silvano obispo de Gaza (4 de mayo), quien recibió la sentencia de trabajos forzados en el exilio de su diócesis y luego fue decapitado con otro grupo de cristianos.