Saltar al contenido

Oración a San Teodosio Cenobiarca

oracion a San-Teodosio-de-Magariaso

San Teodosio fue un monje católico quien despertó la vida comunitaria en los monasterios en conjunto con la privacidad y soledad de los monjes apartados de la sociedad; construyó varios monasterios y también fue perseguido a causa de su fe, vivió durante el siglo V.

Nació en un pequeño pueblo de la región de Capadocia llamado Mogarissos, sus padres eran personas humildes, generosas y fieles devotos cristianos. Desde muy joven quiso seguir el camino religioso, admiraba profundamente la obediencia de Abraham, y motivado por este sentimiento, partió de casa para consagrarse a Dios.

Marchó con destino a Jerusalén. A su paso por Antioquía, visitó a Simón el estilita para obtener su bendición. De inmediato, san Simón lo invitó a subir a la columna y reconoció su gran espíritu alentándolo en su misión de ser de Cristo.

Estando en Jerusalén visitó los Santos Lugares, y luego partió al desierto buscando soledad para desarrollar un estado cercano a la perfección.

San Teodosio comenzó en la ermita del abad Longino para hacer una vida monástica. Estando ahí, ambos conocieron a una mujer cristiana llamada Icella que había edificado una iglesia en honor a la Santísima Virgen, y que les pedía que dirigieran el lugar. Pero Teodosio se sentía abrumado por los visitantes que venían tras su fama de santo, así que partió en búsqueda de soledad.

Llegó a una cueva en el desierto, practicando ayuno y oración. Aquí también lo visitaron peregrinos, algunos de los cuales instruyó en la fe y en el dominio de los miedos.  Fueron tantos los discípulos que Teodosio construyó un monasterio cerca de Belén, donde recibió a muchos monjes, entre ellos a su gran amigo san Sabas.

Teodosio fue llamado de “cenobiarca” pues era el jefe de los monjes que vivían en comunidad, a su vez, apartados de la sociedad. Falleció en el año 529 con 105 años de edad.