Saltar al contenido

Oración a San Teodoro II

Teodoro II fue el papa de la iglesia católica N° 115, su pontificado duró apenas unos 20 días en el mes de diciembre del año 897. En tan poco tiempo de mandato no es posible describir hechos significativamente importantes, se sabe que continuó algunas de las acciones de su antecesor Romano, especialmente con el tema de la revocación de las actas del papa Esteban VI.

Teodoro II nació en Roma, probablemente a comienzos del siglo IX. Era miembro de una familia noble con valores cristianos, probablemente su padre era servidor de la iglesia y esto marcó influencia para que tomase el camino religioso más tarde en su juventud.

Teodoro II era diácono de la iglesia de Roma cuando fue electo y consagrado en diciembre del año 897, seguidamente a la muerte del papa Formoso. Este pontificado apenas duró 20 días. Como sucesos notorios en este corto tiempo, fueron encontrados a orillas del río Tíber, los restos del papa Formoso, los cuales habían sido arrojados a este río por orden del papa Esteban VI; un campesino los encontró y devolvió al papa Teodoro II, quien mandó a sepultarlos nuevamente.

Del mismo modo, Teodoro II convocó un sínodo donde oficialmente quedaron anuladas las decisiones del papa Esteban VI, regresando al papa Formoso sus derechos eclesiásticos, y se desautorizaron las actas del llamado “Concilio Cadavérico”.

Estos actos fueron criticados por Lamberto de Spoleto y sus partidarios, quienes pretendían promover la elección del conde de Túsculo, Sergio, como pontífice, aunque momentáneamente fracasaron, en el 904, este conde se convertirán en papa como Sergio III.

Sorpresivamente, a escasos 20 días después de su elección, Teodoro II falleció en diciembre del 897, según parece fue envenenado por sus contrarios.