Saltar al contenido

Oración a San Siricio

oracion a san siricio

Siricio fue el papa de la iglesia católica N°38, su pontificado se extendió del año 384 como sucesor de Dámaso I, hasta el año 399. Durante su mandato, la iglesia católica vio reforzada su autoridad como religión en toda Roma y diversas regiones, gracias a los escritos de este papa por el estilo de retórica utilizado en su escritura. También fue el primero de los Obispos de Roma en adoptar el título de Papa, voz griega que significa Padre. Su festividad de conmemora en la liturgia del día 26 de noviembre.

Siricio nació en Roma, aproximadamente en el año 334. En diciembre del año 384, el papa Dámaso I falleció y era preciso elegir a su sucesor. Jerónimo obispo de Estridón, era uno de los candidatos para la vacante, sin embargo, debido a que no contaba con la aprobación del clero romano, no tuvo aceptación, quedando consagrado como Sumo Pontífice Siricio, el 15 de diciembre del año 384.  Jerónimo por su parte regresó a oriente algunos meses después y se estableció en Belén.

El papa Siricio siguió los lineamientos de su antecesor, apoyó la institución del celibato para los sacerdotes y diáconos, y promulgó varios decretos dejando en claro la autoridad de la iglesia, siempre fomentando la disciplina y el derecho eclesiástico. A diferencia de los papas anteriores, Siricio mandaba o prohibía con la autoridad que le daba estar a la cabeza de la Santa Sede.

Organizó en Roma un Sínodo donde estableció la superioridad de la sede de Roma sobre las demás, e instauró el celibato para sacerdotes y diáconos, así como el hecho de que solo los obispos podían ordenar a los sacerdotes y el permitir a los monjes ser obispos.

A Siricio también se le debe la consagración de la primera basílica de san Palo Extramuros. Este papa falleció el 26 de noviembre del año 399, siendo su cuerpo enterrado en las catacumbas de Santa Priscila.