Saltar al contenido

Oración a San Simón Apóstol

Con la Oración a San Simón Apóstol, podrás lograr ese milagro o esa petición que tanto necesitas. Pide con Fe y selecciona una delas oraciones que tenemos para ti.

Oraciones al Apóstol San Simón

Historia de San Simón Apóstol

A San Simón Apóstol igualmente se conoce con los nombres de Simón el Cananeo y Simón el Zelote. Este personaje fue uno de los doce apóstoles de Jesucristo.

san-simon-apostol

En los evangelios de Mateo, Lucas, Marcos y también en el libro de Hechos de los apóstoles, se incluye el nombre de Simón entre los discípulos escogidos del Señor Jesús.

Se le diferencia del apóstol Pedro, también de nombre Simón, llamando a este personaje Simón el cananeo o Simón el Zelote, que significa, “apasionado, o celoso”, haciendo referencia a la virtud de entregar su vida al servicio de Dios, tal y como lo hacían los profetas. ​

Simón el Cananeo, apóstol de Jesús estuvo presente y fue testigo de todos los milagros y hechos de Jesús en vida, tal como los otros apóstoles.

Poco se escribió acerca de este seguidor pero por su nombre, “zelote”, se supone tratarse de una persona de profundos valores espirituales que dedicó su vida al servicio de Jesús y a la palabra de Dios.

Posterior a la muerte y resurrección de Cristo, a los apóstoles se les encargó la tarea de llevar la palabra de Dios y el testimonio de Jesús a los pueblos, pero les fue prohibido ir a los gentiles o samaritanos, en lugar de eso, fueron en busca de las ovejas perdidas de Israel.
Tenían el don de perdonar los pecados, curar a los enfermos y, a través del sacerdocio, realizaban muchos milagros.

San Simón Apóstol llevó la tarea de predicar y enseñar sobre Dios en las tierras del medio oriente.

Martirio del Apóstol San Simón

Son varias las historias que hablan de la misión evangelizadora de este apóstol y de su martirio. La mayoría de los relatos coinciden en que San Simón Apóstol se trasladó a los territorios de África y el Oriente Medio, donde llevó la evangelización en compañía de otro apóstol, San Judas Tadeo.

El trabajo de San Simón fue especialmente importante en regiones como Etiopia, Samaria y Persia, siendo martirizado en esta última. Otros relatos cristianos lo sitúan en Edesa de Mesopotamia, donde se habría retirado a morir en paz luego de conseguir la conversión de muchos cristianos. Sin embargo, parece más probable la posibilidad del martirio, puesto que en el siglo I, los zelotes identificaban a un grupo de judíos contrarios al Imperio Romano que fueron perseguidos y asesinados.

Sobre la historia más probable de su martirio en Persia, San Simón y San Judas Tadeo se encontraban en Suamyr, una de las principales ciudades de la región. Ahí fueron alojados por un devoto cristiano llamado Semme, mientras realizaban su labor de predicación. Los apóstoles atraían a muchas personas a escuchar la palabra; esto despertó enojo entre los sacerdotes paganos de la ciudad, quienes reunieron a sus seguidores y se presentaron en la casa de Semme, pidiendo a los apóstoles.

San Simón y San Judas se entregaron pacíficamente. Los sacerdotes querían hacerlos adorar a los dioses falsos; fueron golpeados, y mutilados, pero no consiguieron doblegar su voluntad. Los paganos los asesinaron, San Simón fue cortado en el medio de su cuerpo con una sierra, mientras que San Judas fue decapitado. Esto ocurrió en el año 70 después del nacimiento de Cristo.

La iglesia católica celebra la fiesta de San Judas y San Simón el 28 de octubre. A San Simón se le representa con un libro abierto en su mano derecha que representa la evangelización y la presencia de la Palabra de Dios en todo momento, mientras que en la mano izquierda lleva una sierra, en recuerdo de su martirio.

El Zolote o el Cananeo

San Simón es nombrado de dos formas principales en los evangelios. En Mateo y Marcos lo encontramos como “Simón el cananeo”, mientras que en Lucas se le llama “el Zelote”.

La expresión “cananeo” podría hacer referencia a su gentilicio, sin embargo, pensar que Simón era natural de  Canaán es poco probable, ya que todos los apóstoles de Jesús eran nativos de las regiones de Galilea, Judea, Samaria, Líbano y Transjordania. La explicación más probable es que “cananeo” se refiere a la adaptación griega de una raíz hebrea, “qana o qanaim”, que significa “zelote”, que a su vez se traduce como “celos”. Esto es indicativo del celo y la devoción del apóstol por Dios.

Posteriormente, en el siglo VI después de Cristo, Judas el Galileo funda la facción política y religiosa conocida como “los zelotes”, quienes serían los representantes más radicales del judaísmo

En cuanto a su procedencia, documentos de biógrafos de la iglesia que datan o primo de Jesús. Para la iglesia ortodoxa de oriente, Simón era el novio de del siglo XIII indican que este San Simón apóstol podría ser hermano de San Judas Tadeo y de Santiago el Menor, quienes eran hijos de Alfeo y María Cleofás, seguidores de Jesús.

Otras fuentes señalan que este apóstol pudo ser el mismo Simón de Jerusalén, hermano la boda en la que Jesús hizo su primer milagro en Caná de Galilea; el hombre al ver tan maravilloso prodigio, dejó a su familia y su casa para hacerse seguidor de Cristo, por ello su apelativo de “zelote”.

Si tu necesidad es muy fuerte, pide también con Fé a: