Saltar al contenido

Oración a San Símaco

oracion a san simaco papa

Símaco fue el papa de la iglesia católica N° 51, su mandato abarcó el período ente los años 498 y 514. Durante su tiempo al frente de la iglesia de Cristo, Símaco tuvo que soportar fuertes ataques de movimientos divisorios que pretendían ilegitimar su papel y sus funciones como papa, convocándose durante este mandato al menos dos concilios para solventar dichas divisiones. Su festividad litúrgica se celebra el 19 de julio.

Símaco nació alrededor del año 450 en la isla italiana de Cerdeña, provenía de una familia de cristianos romanos. Los inicios en su carrera religiosa se desconocen. Durante el pontificado del papa Anastasio II, Símaco era archidiácono en Roma, tras la muerte del papa, fue elegido por una parte del clero romano como su sucesor, el 22 de noviembre del año 498. Sin embargo, ese mismo día, en la Santa María La mayor, una minoría del clero que eran afectos a Bizancio escogieron al arcipreste de Santa Práxedes, el sacerdote Lorenzo para nombrarlo papa (antipapa).

En vista de esta fractura, fue necesaria la intervención del rey Teodorico el Grande de los ostrogodos, quien dio su apoyo a Símaco. El 1 de marzo del año siguiente (499) se convocó un concilio en Roma, donde Lorenzo acabó por aceptar a Símaco como papa legítimo y se marchó a la sede de Nocera. Este concilio estableció que cualquiera del clero que intrigase durante la elección del papa sería excomulgado.

La tranquilidad no se mantuvo por mucho tiempo. En el año 501, un senador romano, Festo, simpatizante de los bizantinos, acusó al papa Símaco de crímenes y calumnias, trajo de vuelta al obispo Lorenzo y convenció al rey de la culpabilidad de Símaco. El  rey Teodorico apoyó entonces la elección de Lorenzo y lo instaló en el Palacio de Letrán como papa.

El cisma permaneció hasta el año 506 cuando el rey dejó de apoyar a Lorenzo por la amistad que este mantenía con los bizantinos, y dio su consentimiento total para que el papa fuese Símaco.

Entre las obras del pontificado de Símaco destaca el gran apoyo que brindó a la iglesia de África y a sus representantes, así como la protección que brindó a los exiliados y perseguidos por los vándalos de los arrianos. Bajo este pontificado también comenzó la construcción del Palacio del Vaticano.

El papa Símaco falleció el 19 de julio del año 514.