Saltar al contenido

Oración a San Severiano mártir

oracion a San Severiano

San Severiano nacido en Cesarea de Mauritania, población de Argelia que durante el siglo III se encontraba bajo el dominio del imperio romano, fue un religioso  y mártir de la iglesia católica quien acusado de traidor por su fe cristiana, fue condenado a muerte en la hoguera junto con su esposa santa Aquila. Su fiesta se celebra el 23 de enero, junto a la celebración litúrgica de su santa esposa Aquila.

Otro san Severiano recordado en enero y quien vivió en el siglo V fue el obispo de Escitópolis, san Severiano, quien enfrentó los movimientos herejes anticristianos de aquella época sufriendo el martirio por su fe.

Este san Severiano nació en Roma en el año 410. Algunos años más tarde emigraría a Oriente, tomando para su vida el camino religioso y abrazando la fe de Cristo. En las cercanías del Danubio fundo varios monasterios para protección de los habitantes y predicación del evangelio. Llevaba una vida eremítica de contemplación y observancia, por momentos entraba en momentos en los que predecía a través de visiones los acontecimientos.

Fue consagrado como obispo de Escitópolis. Hacia el año 451 transcurría el IV Concilio Ecuménico en Calcedonia, cuyo propósito era defender la iglesia oriental de la herejía monofisita de Eutiques. Había mucha división en las diócesis y rivalidad entre los monjes y obispos.

Uno de los rebeldes anticristianos fue Teodosio, quien se armó de numerosos partidarios para tomar la diócesis de Jerusalén, expulsando a Juvenal su obispo, e iniciar una persecución contra los cristianos y religiosos en todo el país. San Severiano, firme en sus convicciones ortodoxas en la diócesis de Escitópolis, fue capturado en medio de esta persecución, arrastrado hasta las afueras de la ciudad y asesinado, en el año 482.

Sus reliquias descansan en Nápoles en la localidad de Frattamaggiore, junto a otros mártires.