Saltar al contenido

Oración a San Sergio III

oracion a san sergio iii

Sergio III fue el papa de la iglesia católica N° 119, cuyo mandato se extendió desde el 904 hasta el 911. Las fuentes indican que este papa inició el período conocido como “pornocracia”, una época descrita por el “gobierno romano de las cortesanas”, mujeres relacionadas al trono con tanta influencia que eran capaces de intervenir no solo en asuntos políticos, también en eclesiásticos, puesto que iniciando con el papa Sergio III, todos los pontífices de este siglo fueron impuestos por los gobernantes, fue un período deplorable para la iglesia.

Sergio III nacido alrededor del año 860 en Roma, era hijo de un senador romano llamado Benedicto, por tanto perteneciente a una importante familia de la nobleza, según parece era pariente del conde Teofilacto de Tusculum. Siempre fue más un funcionario político que religioso, sin embargo, bajo en pontificado de Marino I se hizo subdiácono, fue diacono ordenado por el papa Esteban V, y ya contemplaba entre sus ambiciones el posicionarse como papa.

Por ello, durante el mandado de Formoso, Sergio III que era contrario a este pontífice fue consagrado como obispo de Caere (Cerveteri) en el año 893, como una estrategia para sacar lo de Roma; aunque, luego de la muerte de Formoso, Sergio III regresó a la ciudad porque todos los actos del gobierno de Formoso fueron anulados y también porque albergaba aun pretensiones de pontífice.

Aunque fue refirmado en su sede en Caere, la sorpresiva muerte de Teodoro II en el 898, fue el escenario para que Sergio III y un grupo de nobles romanos, armaran una revuelta en contra del emperador Lamberto para coronarse como pontífice. Aunque fue escogido Juan IX, Sergio III huyó a Caere a buscar el apoyo de Adalberto II de Toscana. Cuando Juan IX fue depuesto y proclamado ilegalmente Cristóbal, Teofilacto había conseguido el mandato sobre Roma, rechazando a Cristóbal y trayendo a Sergio III para consagrarlo como papa el 29 de enero del 904.

Se especula que Sergio III mandó a asesinar a sus antecesores que se encontraban en prisión, Juan  Cristóbal, además, mediante amenazas de violencia y exilio, sometió al clero romano para que apoyara sus actos.

También fue amante de Marozia, de cuya relación nació el futuro papa Juan XI. Estuvo como Sumo Pontífice hasta el 14 de abril del año 911 cuando falleció.