Saltar al contenido

Oración a San Sergio I

oracion a san sergio I papa

Sergio I o San Sergio I, fue el papa de la Iglesia Católica Nº 84, cuyo mandato ocupó el período entre los años 687 al 701. Su labor como papa se centró a favor de la evangelización de Sajonia y de Frisia, buscó el arreglo de las oposiciones y litigios, siempre ejerciendo su carácter honesto, ya que prefirió hacer frente al emperador y a la muerte, antes que permitir errores en la moral. Su memoria litúrgica se celebra el día 8 de septiembre.

El papa Sergio I, era proveniente de una familia siria de Antioquia que se estableció en Palermo. Estudio y se educó en Sicilia y fue ordenado diácono por el papa San León II. Mientras el papa Conón se encontraba en su lecho de muerte, Pascal, arquidiácono apoyado por el clero, le propuso al exarca una masiva cantidad de dinero para que él fuese elegido como sucesor en el papado.

Así, Pascal consiguió ser elegido por un número de personas, debido a la influencia del exarca; pero prácticamente al mismo tiempo, otra porción de población, la milicia, escogía al presbítero Teodoro. En medio de este conflicto, una buena parte del clero apoyados por los fieles, se apartaron de estos dos antipapas, y procedieron a elegir como sucesor a Sergio I,  el 15 de diciembre del año 687, quien finalmente consiguió el apoyo del exarca de Rávena y fue consagrado, en medio de críticas, murmuraciones y conflictos.

Sin embargo, su pontificado dejó frutos importantes. Durante este, se celebró un concilio en Constantinopla, entre el 691 y el 692, convocado por el temible emperador Justiniano II y conocido como el Segundo Concilio Trullano. El emperador Justiniano II quería que el papa Sergio I firmara los decretos del concilio, en los que se disponía que los hombres casados pudieran acceder al sacerdocio, lo que implicaría que se omitiera la regla del celibato, llevando esto al propósito colocar la sede de Constantinopla  en el mismo nivel de la de Roma.

Los anteriores acontecimientos trajeron como consecuencia un enfrentamiento entre el papado y el emperador, haciendo que este último tomara la decisión de detener y trasladar al papa a Constantinopla, hecho que no pudo ser llevado a cabo por el oficial encargado debido a que la población y la milicia de Ravena brindaron su apoyo al papa. La consecuencia inminente de estas acciones fue la salida de Justiniano II del poder al poco tiempo después en el año 695.

El papa Sergio I extinguió los últimos remanentes del cisma de los Tres Capítulos en Aquilea. Se le adjudica también la reparación de varias basílicas y de instruir procesiones a algunas iglesias. Añadió el Agnus Dei a la ceremonia de Eucaristía.

El papa Sergio I falleció el 8 de septiembre de 701.