Saltar al contenido

Oración a San Sabiniano

oracion a San sabiniano

San Sabiniano fue el papa n° 65 de la iglesia católica durante el siglo VII, período en el cual el imperio romano de Oriente tenía una importante influencia sobre las actuaciones de los pontífices. Era un apocrisiario de Constantinopla, es decir, un funcionario de la diplomacia del país, el cuarto en este cargo en ser electo papa. Se le considera apóstol y mártir en la diócesis de Troyes, donde una localidad lleva su nombre.

Sabiniano nació en la isla de Ramos de la región de Lazio en Italia, probablemente en la segunda mitad del siglo VI. Su vida religiosa inicio en la juventud, durante la cual desempeño importantes cargos como enviado del nuncio apostólico a Constantinopla por el papa Gregorio Magno, y luego enviado a una misión en Galia en el 596, aunque en esta última sin mucho éxito por lo que un año más tarde regresó a Roma.

Sabiniano fue consagrado como Papa algunos años más tarde en el año 604. Durante su ejercicio pastoral se le conoció por su gestión en proyectos que envolvían la economía de ciertos períodos de crisis, como la distribución del grano entre los pobres y necesitados durante la hambruna en Roma; además, se le atribuye a este papa el hábito de sonar las campanas a la horas canónicas y de celebración eucarística, no obstante, las referencias son vagas e imprecisas al tratarse de estas costumbres que ya se han atribuido a otros personajes religiosos también.

Con su labor, san Sabiniano logró la conversión de numerosos romanos y paganos, lo que hizo que se ganara la enemistad del emperador Aureliano quien ordenó su captura en la ciudad de Troyes. El santo fue sometido a terribles torturas de las cuales salió ileso, llamas que no consumieron su carne y flechas que no lo atravesaron fueron algunos de estos milagros, mientras su fe permaneció intacta y su voluntad determinada para dormir por nombre del Señor. Sabiniano finalmente murió decapitado en el año 606.

El culto local comenzó algunos años más tarde, especialmente en Troyes donde se le conmemora junto con la memoria de su hermana santa Sabina en el mes de enero.