Saltar al contenido

Oración a San Romedio

San Romedio fue un religioso católico, quien se retiró a una vida solitaria y eremítica, entregando todos sus bienes a los pobres luego de peregrinar por lugares santos; probablemente de origen italiano, este santo tienen culto local y vivió durante el siglo VIII.

Es difícil precisar la fecha de su nacimiento, puesto que los datos biográficos de Romedio son escasos y apenas se relatan algunas leyendas y pocas historias. Su nombre proviene de la lengua latina y significa “el que viene de Reims”. Según se conoce en algunas escrituras, Romedio nació en el seno de una familia muy poderosa y rica, aunque nunca fue su deseo compartir tales ventajas puesto que desde joven prefirió una vida solitaria, eremítica y austera para alcanzar su desarrollo espiritual.

San Romedio heredó un importante capital a la muerte de sus padres, sin embargo, su deseo era seguir una vida religiosa y de contemplación, por tanto, decidió donar todas sus riquezas a los pobres y necesitados, para luego reunirse junto con algunos compañeros quienes también tenían deseos religiosos, y planear una peregrinación a Roma. El grupo fue hasta el obispo Vigilo en Trento, para obtener su bendición, y una vez concedida, partieron.

En Roma tuvieron un encuentro con el propio Papa y visitaron otros lugares santos. A su regreso a Trento, se embarcaron en el propósito de una vida austera y de peregrinación, viajaron hacia el catillo del Val di Non, que se encontraba cerca de Tavón, y habitaron dicho lugar a especie de monasterio. Probablemente el beato Romedio falleció en dicho castillo, toda su vida transcurrió en el siglo VIII. Su culto local fue confirmado por el papa Pío X en el año 1907.