Saltar al contenido

Oración a San Rigoberto obispo

oracion a san-rigoberto-obispo

San Rigoberto Obispo de Reims, fue un monje de los benedictinos que desempeñó varios cargos religiosos, uno de los más importantes ser el abad del Monasterio de Orbais, y el de Obispo de Reims, una ciudad situada al oeste de Francia. Su nombre  de origen franco, significa “el príncipe brillante”.

Aproximadamente, San Rigoberto nació a finales del siglo VII. A temprana edad, manifestaba cualidades admirables de disciplina y oración, y meditaba constantemente en la palabra de Dios. Muy joven fue nombrado abad del monasterio de los hermanos benedictinos de San Pedro de Orbais.

Todos se maravillaban con su humildad, su sabiduría, y con la justicia y prudencia de sus actuaciones, por ello, a la muerte de su primo, San Rieul, el 3 de septiembre del año 690, San Rigoberto fue nombrado como Obispo de la ciudad de Reims.

El trabajo pastoral de este santo se fundamentó en una intensa predicación de la palabra de Dios capaz de atraer devotos, resaltaba las virtudes cristianas y la importancia de la penitencia y las buenas obras para agradar a Dios y estar cerca de Él. Se dedicó a la escritura de obras sobre fe que sirvieron de guía y aliento para muchos fieles. San Rigoberto también contribuyó en la construcción de la catedral de Reims, y también restableció la religión canónica entre sus sacerdotes, con comida, hospedaje y un fondo común para la diócesis.

No obstante, injustamente fue separado de su cargo de obispo luego de 30 años de servicio por Carlos Martel, tras la negativa del Obispo a apoyar a Martel en su conflicto con Austria. San Rigoberto se fue exiliado a Gascuña de modo pacífico para evitar más conflictos en la población, viviendo como un eremita en Gernicourt, una comuna francesa cerca de Reims. En esta nueva vida de soledad, se refugió en la oración y la penitencia.

Luego de la recuperación de la sede religiosa de Reims, San Rigoberto permaneció en el exilio en su vida de eremita, falleció en el año 743. Su cuerpo en la actualidad descansa en la iglesia San Teodorico de Reims.