Saltar al contenido

Oración a San Remigio de Rouen

oracion a san-remigio-ruan

San Remigio de Rouen fue un obispo católico quien vivió durante el siglo VII, estaba emparentado con la realeza de Francia, era hijo natural de Carlos Martel y hermano del Rey Pipino.

Remigio nació probablemente a finales del siglo VI, hijo de Carlos Martel y de su concubina. Desde joven mantuvo inclinaciones cristianas que lo llevaron a adoptar una vida religiosa; ingresó al monasterio de Fontanelle hasta convertirse en abad.

Siempre mantuvo una actitud noble y humilde, renunciando a cualquier tipo de herencia de su padre, se dedicó exclusivamente a sus labores religiosas. Cuando su hermano Pipino de Heristal subió al trono, este nombro a Remigio arzobispo de Rouen, siendo el tercero en la lista de sucesores, en el año 755, cargo que ejerció hasta el año 772.

En el año 760 viajó junto con Pipino, para mediar ante el rey de los lombardos Desiderio, la restitución de la iglesia católica en las tierras que habían sido arrebatadas. En otras labores, Remigio introdujo los cantos litúrgicos romanos en toda Francia. Poco a poco, se ganó la fama de “hombre servidos y bueno”, había sido elogiado en varias oportunidades por el Papa Paulo I.

Trabajó por el fortalecimiento del cristianismo en su diócesis y en todas las regiones de Francia. Estuvo presente en el Sínodo de Attigny en el año 765. Falleció el 19 de enero del año 772, ya habiéndose creado vida con sus obras la fama de santo, comenzó casi de inmediato su veneración. Tiempo después sus reliquias se trasladaron a Soissons, y en 1090 volvieron a la diócesis de Roen. Cuando la ciudad fue atacada por los hugonotes en el 1562, sus reliquias fueron profanadas y arrojadas a la hoguera.