Saltar al contenido

Oración a San Popón

oracion a san popon

San Popón de Deinze, por su ciudad natal en Bélgica, o Poppon de Stavelot, por el monasterio en el cual fue abad, fue un religioso católico quien trabajó por el establecimiento de monasterios en varias localidades de Bélgica siguiendo la observancia de Cluny.

San Popón nació en Deinze (Bélgica) en el año 977, era miembro de una familia noble de la región de Flandes. Cuando tenía 23 años (año 1000) realizó un viaje de peregrinación a las Tierras Santas, con otros compañeros, y luego visitaría Roma.

Inicialmente su propósito era seguir una carrera militar y una vida tradicional, sin embargo, un hecho milagroso marcó el destino de su vida hacia el camino religioso. Una noche durante sus prácticas militares, una llama descendió del cielo e iluminó su lanza, su interpretación fue que había recibido el llamado del Espíritu Santo e inmediatamente cambió el rumbo de su historia ingresando al monasterio de San Thierry en Reims en el año 1005.

Tres años más tardes se trasladó al monasterio de Saint Vaast en Arras con el abad Richard de Saint Vaast, y en 1013 sería nombrado Prior, y se dedicó a trabajar por extender los límites del monasterio y sus enseñanzas.

En el año 1020, fue nombrado abad de los monasterios de Stavelot- Malmedy por el emperador Enrique II, y en el año 1023 fue designado abad de San Maximino en Tréveris.

Seguidamente, en el reinado de Conrado II, san Popón llegó a ser un importante reformador de Cluny, lo cual iba en contra de los propósitos del emperador, por ello, en venganza, este quitó del control de Popón varios monasterios de la región que al tiempo fueron recuperados y el abad designó a sus discípulos para la dirección de las abadías.

Las enseñanzas de san Popón se fundamentaban en una vida religiosa dedicada a la observación austera, a la penitencia y la oración. La importante influencia de este abad se fue agotando con las mudanzas políticas de la región, principalmente con la de Enrique III. San Popón falleció el 25 de enero de 1048 en la abadía de Marchiennes y su cuerpo descansó en la abadía de Stavelot.