Saltar al contenido

San Polieucto de Melitene

San Polieucto de Melitene

San Polieucto de Melitene, Mártir

San Polieucto de Melitene, también conocido como Polyeuctus fue un santo que se originó en la Antigua Roma.Fue un mártir, debido a todo el sufrimiento que este paso, tras declararse a favor de Cristo. El día de San Polieucto se celebra cada 13 de febrero en el calendario gregoriano. Es considerado como el santo patrón de los votos y los acuerdos de los tratados.

San Polieucto nació en Roma el 10 de enero del año 259. Fue un hombre muy rico que perteneció al ejército oficial romano bajo el mandato del emperador Decio, llevo durante mucho tiempo una vida virtuosa y adoraba diversos dioses. Era gran amigo de San Nearco, quien también era soldado pero tenía una gran devoción por la fe cristiana.

En el año 253 empieza el mandato del emperador Valeriano en Roma, y en ese momento comenzó la gran persecución contra los cristianos. San Nearco habla con Polieucto y le dice que lo buscaran para torturarlo y en ese momento dejaran de ser amigos, sin embargo San Polieucto le revela a su amigo que tuvo un sueño donde había logrado ver a Cristo quien lo despojaba de su vieja capa militar sucia y lo vestía con una prenda blanca radiante, y en ese momento le confeso que ya estaba preparado para entregarse y servir a Cristo.

Luego de aquella confesión a su amigo, Polieucto se llenó de cólera y rompió sus lazos con el ejército, y con la orden de idolatrar dioses paganos, en esos momentos se encontró con una concentración de personas que idolatraban ídolos por las calles del pueblo, y como protesta arrojo las figuras al suelo y las destruyó.

El magistrado encargado de hacer cumplir la orden del emperador, era suegro de Polieucto, su nombre era Félix, este no podía creer lo que su nuero había hecho y fue quien dio la orden de que Polieucto debía morir por lo que había hecho. Su hija paulina trato de convencer a su esposo para que se retractara de lo que había hecho y renunciara a su fe cristiana, sin embargo esto fue en vano y Polieucto mantuvo su posición firme.

Polieucto fue llevado ante el verdugo quien afilo su espada y decapito al santo de un solo acto y fue enterrado en Melitene. Tiempo después se construyó una iglesia en Melitene, en honor al santo y mártir Romano. A este santo se le atribuye que su oración ayuda a sus seguidores a poder concebir hijos, y además a este se debe el nacimiento de la gran iluminaria del catolicismo que ocurrió en el año 376.