Saltar al contenido

Oración a San Pelagio II

Pelagio II fue el papa de la iglesia católica N° 63, su período se extendió entre los años 579 al 590. Este pontífice enfrentó difíciles tiempos, tanto en el aspecto político, cuanto en el aspecto eclesiástico. Roma se hallaba sitiada por los lombardos, sin aliados para acudir en su ayuda, el pueblo entre devastación y tristezas buscaba auxilio en el papa Pelagio II quien bondadosamente los acogía para darles consuelo; al final de su mandato, enfrentó además una epidemia de peste. Su memoria litúrgica se recuerda el 7 de febrero.

Pelagio III era de origen godo, probablemente nació en la primera mitad del siglo VI. Fue electo como sucesor del papa Benedicto el 26 de noviembre del año 579, sin embargo esta elección no tuvo la aprobación del emperador debido a la imposibilidad de comunicaciones entre Roma y Constantinopla, puesto que la ciudad se encontraba sitiada por el ejército de los lombardos que habían invadido Italia.

A través de una tregua con los lombardos, Pelagio II consiguió enviar una delegación a Constantinopla, solicitando ayuda ante la amenaza de la invasión, pero el emperador Tiberio II de los bizantinos, se encontraba debilitado a consecuencia de los conflictos con los persas. Intento en segunda opción conseguir el apoyo de los francos, pero estos llegaron a un acuerdo con los lombardos y se retiraron.

Sin posibilidades de socorro, el papa Pelagio II, única autoridad que aun permanecía en pie en Roma como representante de la Iglesia Católica resolvió un acuerdo con el ejército lombardo para evitar los ataques. En segunda instancia, el papa se dedicó a trabajar por conciliar las diferencias del cisma de Aquilea iniciado en el pontificado de Pelagio I, pero no tuvo mayores resultados.

El papa Pelagio II reformó varias normas y costumbres en el clero. Promulgó estrictas y severas normas de observancia, y reafirmó el celibato entre los sacerdotes; así mismo, inició la construcción de la Basílica de San Lorenzo extra Muros.

A finales del siglo VI, una epidemia de peste atacó la ciudad. Pelagio II caritativo y bondadoso, se dispuso a trabajar cuidando y asilando a los enfermos, siendo que él mismo contrajo la enfermedad y falleció a consecuencia de esta el 7 de febrero del año 590.