Saltar al contenido

Oración a San Pedro de Verona

oracion a san pedro-de-verona

San Pedro de Verona vivió durante el siglo XIII y fue un religioso de los dominicos, formaba parte del Tribunal del Santo Oficio; era de origen italiano, y fue asesinado en una emboscada por enemigos de la fe cristiana.

Pedro de Verona nació en la localidad de este nombre el 29 de junio del año 1205, era miembro de una familia de cátaros con alguna relación al gibelinismo de Verona. Comenzó a estudiar en su juventud en la escuela católica de Lombardía, ciudad que estaba perdida en medio de los cultos paganos y la herejía, hechos que marcaron profundamente al santo, quien decidió que debía trabajar por rescatar los valores y defender el cristianismo. Al terminar sus estudios universitarios en Bolonia, fue aceptado en la orden de predicadores de los dominicos, en el año 1221.

Inmediatamente, comenzó su incansable labor religiosa, predicando en regiones del norte como Milán, Venecia, y también en localidades vecinas, durante 1232 y 1234; en Milán, fundó el monasterio de San Pedro del Camposanto y también llegó a ser prior de Asti y Piacenza.

Logró la conversión cristiana de muchos fieles, inspiró la devoción a la Virgen María, y creó numerosas instituciones para defender a la iglesia católica.

En 1251 el papa Inocencio IV lo designó como inquisidor de Lombardía, aumentando su trabajo de evangelización por toda Italia; era un noble predicador, fuerte en palabras y severo contra quienes profesaban fe de palabras más no de acciones. Así despertó envidia y muchas enemistades.

El 6 de abril de 1252, un sábado de Pascua, fue emboscado cuando cruzaba el bosque de Barlassina, cuando iba de regreso a la ciudad de Milán. Recibió el golpe de un hacha en la cabeza y una puñalada en el pecho. Este asesinato fue planificado por el obispo hereje Daniele da Giussano, y otros señores importantes de Milán.

A san Pedro de Verona tanto en vida como después de su muerte se le atribuyeron numerosos milagros. El papa Inocencio IV lo canonizó el 9 de marzo del año 1253.

También el 16 de enero se recuerda en fiesta litúrgica a Pedro, presbítero y fraile franciscano de la orden de los hermanos menores, el cual, fue enviado en 1219 por san Francisco de Asis, junto con los hermanos franciscanos Berardo, Otón, Acursio y Adjuto, a la primera misión evangelizadora de los pueblos árabes vecinos a Roma. Pedro y los demás religiosos que le acompañaban, murieron a causa de su fe, decapitados en la región de Marrakech, que hoy en día corresponde a Marruecos, en el año 1220; fueron santificados en 1481.

Oración a san Pedro de Verona para pedir un favor

Dios todopoderoso, que derramaste por toda la creación reflejos de tu infinita y majestuosa bondad, haciendo el hombre a tu imagen y semejanza.
Tanto amas a quienes se entregan totalmente, que los bendices y los presentas como modelo de tu santidad, para venerarlos y pedir nuestros beneficios y milagros por su intercesión.

Por ello y mediante tu siervo San Pedro de Verona, te rogamos nos concedas (mencionar la petición) y con ello una mayor correspondencia a tu amor.

Amén.