Saltar al contenido

San Pablo Liu Hanzou

San Pablo Liu Hanzou

San Pablo Liu Hanzou fue un sacerdote y mártir chino, recordado por ser un hombre muy amable y gentil. Durante toda su vida se preocupó en gran medida por el dolor ajeno del pueblo, oraba por sus pecados y siempre se mostraba con una gran disposición para escucharlos. Fue canonizado el 1 de octubre del año 2000 por el papa San Juan Pablo II.

San Pablo Liu HanzouSan Pablo Liu Hanzou nació en la localidad de Lo-Tche-Hien, una provincia de China, alrededor del año 1780, descendiente de una familia profundamente cristiana que se preocupó por el estudio y educación religiosa de sus hijos. Cuando San Pablo tan solo era un muchacho se ocupó de guardar y cuidar el ganado de su familia, era considerado el pastor de animales.

Pablo entró en el seminario y empezó sus estudios religiosos, a la edad de treinta años consigue ordenarse como sacerdote, y en ese momento empezó a ser conocido como un pastor de almas y misionero. Luego de un tiempo, fue enviado en una misión a las orillas del rio Yang-Tse, donde se le encomendaron los distritos de Sin-Tou y Te-Yang para su peregrinación; ahí se destacó por ser un sacerdote amoroso, seguro, confiable, noble y sencillo.

El 15 de agosto del año 1817, Pablo se encontraba dando una misa, y en ese momento entraron seguidores y militares del mandarín de china para detenerlo y hacerlo preso, sin embargo el pidió que le permitieran terminar la eucaristía y al terminar esta se entregó. En ese momento Pablo fue maltratado, golpeado, y azotado con un látigo de cuero, para luego conducirlo a la cárcel. Tras unos días en el calabozo le ofrecieron un indulto y pagaba una gran cantidad de dinero, sin embargo fue imposible para sus seguidores reunir tan enorme cantidad.

Pablo fue llevado ante el mandarín, luego de preguntarle, el religioso Pablo confesó ser un fiel devoto cristiano y además sacerdote. Con esas declaraciones, el mandarín lo declaró como traidor y el castigo que le asignó fue la pena de muerte y pidió confirmación de la corte penal para ejecutar esa sentencia. Dicho acto se llevó acabo el 13 de febrero de 1818, tras fuertes torturas Pablo fue ahorcado, recibiendo la palma del martirio en la ciudad de Tog-Kiao-Tchang.