Saltar al contenido

Oración a San Pablo Le Van Loc

San Pablo Le Van Loc, fue un sacerdote muy reconocido en los tiempos del emperador Tu Duc. Es considerado un mártir, debido a la forma y sufrimiento de su muerte. En el año 1988 el Papa Juan Pablo II lo nombró Santo Pablo. Obtuvo el título de presbítero a través de un Obispo en el año 1857. Fue beatificado en 1909 y canonizado como un mártir actual de Vietnam.

San Pablo Le-Va-Loc nació en An-Nhom, una provincia de Vietnam. Su orientación hacia la iglesia se observó desde muy temprana edad, comenzó sus estudios en el seminario de Cai- Nhum y más tarde en el de Penand donde paso seis años estudiando.Al cabo de un tiempo regreso a su provincia y desempeñó el cargo de ministro de catequistas, con tanto éxito, devoción y entrega, que para el siguiente año, ya había logrado ganar para la fe de Dios cerca de doscientos seguidores.

Al pasar un tiempo consiguió el permiso de enseñar en uno de los más prestigiosos colegios de la provincia de Tu-Duc y más tarde fue llevado a dar clases en Thi- Nghe donde consiguió adquirir un enorme prestigio como profesor, maestro y educador, fue en ese momento cuando obtuvo su título de Presbítero.

Un poco más tarde, en el mismo año de 1860, iniciaron la persecución por parte de los mandarines contra los cristianos, en ese entonces llegó una flota francesa a Tourane con el propósito de proteger a los misioneros, sin embargo tras la llegada e invasión de los correligionarios extranjeros, asesinaron a todos los cristianos indígenas y el Colegio Thi-Nghe quedó desolado y algunos misioneros pudieron escapar refugiándose en poblaciones aledañas.

San Pablo sin embargo regresó con el propósito de tener noticias de sus estudiantes, fue ahí donde lo alcanzaron y lo detuvieron, lo sometieron a una tortura continua llena de interrogatorios el cual respondió con gran inteligencia y sabiduría que incluso en un primer momento los mandarines consideraron absolverlo y se lo ofrecieron, sin embargo San Pablo fiel a su devoción y Fe, lo rechazó. Tras varias semanas de tortura, el 13 de febrero de 1859 fue decapitado en la ciudad.