Saltar al contenido

Oración a San Pablo en su conversión

La fiesta de la Conversión de San Pablo apóstol se celebra el 25 de enero; su historia nos cuenta como los caminos de Dios, misteriosos y perfectos, pueden cambiar el sendero de nuestra vida en el instante que toca el corazón de sus fieles.

oracion a San Pablo en su conversiónEl nombre original de este apóstol era Saulo, miembro de la casta de los fariseos. Nació en la ciudad grecorromana de Tarso. Durante su infancia, debió disimular su condición judía por que el imperio romano consideraba estas creencias como supersticiones. Le fue otorgado el título de ciudadano romano, y también era centurión, procurador y tribuno.

En el capítulo 9 de los Hechos de los Apóstoles se narra su conversión. Saulo había solicitado al Sumo Sacerdote cartas de autoridad para ir a Damasco en una persecución contra los seguidores de Cristo, pretendía llevarlos presos de vuelta a Jerusalén.

Cuando se encontraba en el camino, próximo a llegar a Damasco, una luz del cielo descendió sobre el rodeándolo, y se escuchó una vos que decía “Saulo ¿por qué me persigues?… Yo soy Jesús a quien tu  persigues”. Quienes acompañaban a Saulo estaban aterrorizados, la voz del Señor le ordenaba esperar en la ciudad próximas instrucciones. En el momento Saulo quedo ciego.

Los hombres lo llevaron a la ciudad, y ahí Saulo pasó tres días en oración, sin comer ni beber. El señor también se le presentó a un discípulo de nombre Ananías, y le ordenó que buscara a Saulo y le devolviese la vista. Así lo hizo este discípulo. Cuando Saulo recuperó la visión, abrazó las enseñanzas de Jesús y cambió su nombre a Pablo.

Recibió de esta manera el Espíritu Santo y comenzó a predicar la palabra verdadera de Dios. Quienes lo conocían decían “¿no es este quien perseguía violentamente a los seguidores de Jesús?” y el nombre de Dios fue glorificado por las acciones de Pablo después de su conversión.