Saltar al contenido

Oración a San Natalán

San Natalán obispo fue un religioso de la iglesia católica y oriental nacido en el siglo VII quien llego a ser sacerdote y obispo de la región de Aberdeen, reconocido por sus virtudes de servicio y caridad hacia los necesitados. Su festividad se celebra el 8 de enero.

Natalán es un santo inglés nacido en Escocia en el seno de una familia de buena posición social y noble. Su familia tenía una finca y varias propiedades que el santo heredo siendo joven, cuando ya en su corazón sentía la vocación religiosa. Su finca y también sus bienes los vendió para repartirlos entre los pobres y necesitados.

Se dedicaba a la agricultura como ejercicio de penitencia para llevar una vida contemplativa de la oración y la meditación. Se cuenta que en una peregrinación que realizó a Roma, recibió la ordenación episcopal por parte del papa.

Algunas historias fantásticas se han narrado en torno a san Natalán. Una de ellas narra que en su peregrinación a Roma, al tener que sufrir los embates climáticos de una tormenta, Natalán blasfemó, y en acto de penitencia se encadenó las manos y arrojó al agua la llave. Cuando regresó, compró un pez en el mercado y sorprendentemente encontró dentro de este pez la llave, entendiendo así que su pecado había sido perdonado. En la siguiente peregrinación a Roma, al enterarse el papa de  este prodigio lo convirtió en obispo.

Fue designado a la diócesis de Tullicht, hoy Aberdeen, donde construyó las iglesias de Tullicht Bothelim y de la colina. Luego de su muerte, alrededor del año 678, fue enterrado en una de estas iglesias que el mismo fundó. A sus reliquias se le atribuyeron muchos milagros, lo cual llevó a la confirmación de su culto el 5 de julio de 1898 por el papa León XIII.