Saltar al contenido

Oración a San Modesto de Tréveris

San Modesto es un santo de la iglesia católica quien vivió durante el siglo V. Este religioso fue obispo de la diócesis de Tréveris (actualmente una ciudad alemana), en donde se enfrentó a diversas dificultades desde el punto de vista político y social, no solo era un rebaño de fieles dispersos y perdidos en las costumbres mundanas, sino también estaban en medio de un clima político inestable que culminó con la invasión de los francos a la ciudad.

Se tienen pocos relatos de la vida de san Modesto antes de su consagración como obispo. Probablemente nació en territorio del imperio romano, a mediados del siglo V, en el seno de una familia cristiana. En su juventud, dotado de las virtudes de un religioso, se dedicó a estudiar las escrituras y hacer un camino de formación espiritual. Se presume que sirvió un tiempo en cargos menores de la iglesia, y dada su rectitud y disciplina, le fue encomendada la difícil tarea de conducir la diócesis de Tréveris.

Dicha ciudad se encontraba en desventaja tanto religiosa como política y social. La ciudad estaba bajo la amenaza del ataque de los francos, al mismo tiempo que su pueblo se había dejado llevar por costumbres paganas. El obispo Modesto tendría una difícil tarea.

Con disposición y valentía asumió su labor evangelizadora, el obispo Modesto se dedicó a predicar en palabras y obras de su propia vida las virtudes de vida que todo cristiano debe observar, disciplina, oración y penitencia para que los pecados fuesen perdonados; al  mismo tiempo era bondadoso y comprensivo con los pobres y necesitados.

Rápidamente, Modesto se ganó el afecto de la población y logró que muchos fieles se convirtieran al cristianismo.

El obispo también se dedicó a restaurar los valores y la disciplina del clero, y a combatir la corrupción que había infestado a las comunidades cristianas de dichas región; fue una voz para los necesitados y pobres de la ciudad. Personalmente predicaba por las calles de la ciudad, todo lo cual le hizo ganar en vida fama de santo.

Estaba como obispo de su diócesis en Tréveris cuando la ciudad fue atacada por los francos y cayó bajo su dominio. San Modesto continuó con su tarea de protección y defensa de los fieles cristianos, hasta la fecha de su muerte, aproximadamente el 24 de febrero del año 486.

Oración a San Modesto de Tréveris

Venerado y glorioso hombre de Dios, San Modesto de Tréveris dígnate interceder ante el Trono de Dios para que mis ideas, mis deberes y mis proyectos actuales sean puestos en las poderosas manos del Padre.

Desde este mundo pasajero, vulnerable, lleno de injusticia y tribulación,  elevo a ti esta oración sabiendo que el poder, la gracia y la salvación sólo vienen del cielo, confiado en que el Padre te ha puesto como guardián e intercesor a nuestro favor, acudo con humildad y esperanza invocando tu poderoso y santo nombre para que así como en la tierra te donaste y te llenaste de buenas obras por los necesitados, de la misma manera desde el cielo, lo hagas por mi y por quienes te suplicamos y confiamos.

Bendito y sabio San Modesto de Tréveris, gracias por tu compasión hacia el más desprotegido, toma esta oración, llévala a las manos del Padre, para que desde mi necesidad y desde mi corazón humillado y arrepentido, él me regale una mirada compasiva y pueda yo obtener lo que pido.
Que haga su obra y su voluntad siempre y que su gracia y su amor no se aparten nunca de mi.

Amen.

Oración en video