Saltar al contenido

Oración a San Macario Abad

San Macario Abad, Macario de Würzbug, o Macario el Escocés, fue un religioso de la iglesia católica de Escocia. Poco se sabe de su vida de infante, sin embargo los relatos coinciden en que ingresó a la orden de los benedictinos aún siendo muy joven.

Alrededor del año 1138 se trasladó de Escocia a Alemania junto con otros dos compañeros, Cristiano y Eugenio, y luego, un año más tarde, en 1139, el obispo Embrico consagró a Macario como primer abad del monasterio de Santiago en Ratisbona.

La siguiente misión del beato Macario fue dada por el abad Dermizio (ó Dermitius por su nombre en latín), quien lo envió junto con once monjes de vuelta a Würzburg para culminar la fundación de un monasterio benedictino el cual estaría bajo la dirección de Macario.

El beato Macario el abad fue descrito como un religioso de nobles virtudes, llevaba una vida austera y practicaba la oración y la meditación. Se le atribuyen diversos milagros incluso testimonios de obras de fe en vida.

Falleció en el año 1153 en fecha 6 de enero, día en el cual se celebra su festividad. Desde 1614 cuando se redescubren las reliquias del beato Macario, la devoción a este santo comenzó a ganar adeptos entre la población. Las historias cuentan que alrededor de su tumba han ocurrido numerosas curaciones milagrosas, e incluso, llegó a fundarse la Hermandad de Macario en 1731, que persistió hasta la segunda guerra mundial.

El papa Clemente XII lo reconoció como santo en 1734.