Saltar al contenido

Oración a San Lucio II

Lucio II fue el papa N° 166 de la Iglesia Católica entre los años 1144 a 1145. En su papado apoyó enormemente al desarrollo de los monasterios e instituyó algunos en Italia y en Alemania, y  fue fundador de varias órdenes en Roma. Se conoce y conservan varios documentos, bulas y epístolas que él escribió. Se orientó a la orden fundada de los Premostratenses. Su memoria se recuerda el 15 de febrero.

Nació en Bolonia, de nombre secular Gerardo Caccianemicidal Orso. En sus inicios del clero fue canónigo regular en su ciudad natal, luego, el papa Honorio II en 1124, lo nombra cardenal-presbítero de Santa Croce en Jerusalén. Más tarde, desde el año 1125 hasta 1126 fue legado papal en Alemania, donde participó en la elección del rey Lotario II; brindó apoyo para la solución de la lucha sobre la se vacante de Wuzburd.

Fue nombrado como nuevo obispo de Roma el 12 de Marzo de 1144, tomando el nombre de Lucio II. En mayo de ese mismo año, solucionó el largo conflicto existente entre el metropolitano de Tours y el obispo de Dol. Además, el 19 de enero de 1145, entregó el monasterio de San Sabas, en Aventino, a trece monjes, tras una petición que él mismo hizo al abad Pedro de Cluny.

Uno de los hechos más importante en su corto papado, fue el enfrentamiento con el movimiento comunal dirigido por Arnaldo de Brescia, que pretendía otorgar el poder civil al pueblo de Roma. Lucio II tomo como represalia la disolución del Senado, pero esto provocó una revuelta popular que la comando  Giordano Pierlone hermano del antipapa Anacleto II.
Lucio II en contra posición, solicitó ayuda del emperador Conrado III, la cual fue ignorada y decidió enfrentarse sólo con un pequeño ejército en contra del poder del Senado.

El capitolio es tomado el 15 de febrero de 1145, donde el papa Lucio II murió tras ser golpeado por una piedra en la cabeza.