Saltar al contenido

Oración a San Luciano de Lentini

San Luciano de Lentini es otra de las importantes figuras de la iglesia católica, es venerado como santo, y cuya fiesta se celebra el día 3 de enero de cada año. Es un santo de origen italiano, quien nació en la región de Sicilia, en el siglo V.

Además, fue el noveno obispo de Lentini, una comunidad siciliana, ubicada en la provincia de Siracusa (Italia), de modo que fue el sucesor del Obispo Crescente. Durante 27 años se encargó del trabajo pastoral de dicha diócesis en Sicilia, ejerciendo el ministerio de los apóstoles, predicando la palabra de Dios, aumentando la fe en los cristianos y logrando la conversión de muchos fieles al camino de Cristo.

Los relatos, aunque escasos, enriquecen la vida religiosa de San Luciano de Lentini, al asegurar que gracias a su fe, el santo consiguió varios favores y realizó prodigios en dicha comunidad.

Reconoció el trabajo religioso y la fe de otros santos mártires como san Alfio, san Filadelfio y san Cirino, y promovió el culto a estos santos. Una de sus intervenciones prodigiosas fue la oración colectiva que logró junto al pueblo de Lentini para rezar a estos santos mártires que intercedieran por la ciudad antes el Señor para liberarlos de la epidemia de peste que diezmaba la población.

San Luciano reafirmó la importancia de mantener la fe en Dios y en Jesús ante cualquier situación, y de acudir en oración en momentos de angustia y tristeza para fortalecerse. A su fallecimiento, sus reliquias se enterraron en la iglesia dedicada a los santos mártires en Italia, tal cual como fuera su deseo. Poco después de su muerte, comenzó el culto local a la figura de San Luciano Obispo de Sicilia.