Saltar al contenido

San Julián de Sora

San Julián de Sora, Mártir

San Julián, fue un religioso católico quien probablemente vivió durante el siglo II, padeció torturas crueles a causa de su fe cristiana bajo el mandato del emperador Antonino Pío.

oracion a san julian de sora

La historia de este santo a causa de su antigüedad está marcada por algunos mitos y leyendas de informaciones poco precisas y un tanto inciertas. Parece que san Julián nació a comienzos del siglo II en Dalmacia, un antiguo territorio que hoy en día pertenece a Croacia. Era un hombre de fe cristiana sincera, probablemente religioso o dedicado a labores piadosas y caritativas en regiones del imperio romano.

Sin embargo, los primeros siglos fueron tiempos oscuros y sombríos para los cristianos a causa de las persecuciones. En aquellos días el gobernante romano era Antonino Pío, quien había ordenado captura y castigo para todos los cristianos. San Julián resultó apresado en esta persecución al ser delatado, cerca de la región de Anagni. Luego fue trasladado a Atina, ante el prefecto de Campania quien lo torturo cruelmente buscando hacer que negase su fe cristiana.

La leyenda cuenta que mientras era torturado, la estatua del dios romano en el tempo de Serapis se desplomó,  por ello acusaron a Julián de brujería y lo condenaron a morir decapitado en Sora de la región de Lazo, aproximadamente en el año 175. Sus reliquias se encontraron en la iglesia de esta localidad. En el martirologio romano su memoria se recuerda en la fiesta litúrgica del 27 de enero.