Saltar al contenido

Santo de las causas imposibles

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo: El Santo de las causas imposibles y desesperadas

Este santo porta este título junto a Santa Rita de Casia; la historia de cómo surgió esta devoción tiene varias explicaciones.

Según comentan algunos religiosos especialistas en teología y en las Sagradas Escrituras, San Judas Tadeo permaneció mucho tiempo en el olvido, esto debido a que su nombre era el mismo del apóstol Judas Iscariote que entregó al Señor Jesús. Ante esto, los fieles empezaron a observar la imagen de Judas Tadeo como el santo más «disponible» para ser el intercesor de sus casos ante Jesucristo; además de adjudicarle la ventaja de ser primo del Señor, y que a ello se debe su parecido físico con Jesús.

Así, esta explicación popular y sencilla, fue perpetuándose en la fe de los creyentes, que se acercaban a pedir con fe y devoción a San Judas Tadeo, por su intercesión solicitaban toda clase de auxilios, desde solución para crisis económicas, encontrar empleo, resolver problemas matrimoniales y hasta para ayudar a los estudiantes en sus exámenes, este santo es el mediador de muchas causas, variadas y de todo tipo.

Es probable que la devoción también haya sido fomentada por sacerdotes que conocen la historia y vida de este santo apóstol, evangelizador y mártir por la causa de Dios. Tal es el caso del sacerdote James Tort, quien en 1929, abrió las puertas de su iglesia en Chicago para socorrer espiritualmente a la clase trabajadora que se encontraba en medio de una severa depresión.

El padre Tort colocó en dicho santuario la imagen de San Judas Tadeo, un apóstol al cual le tenía especial devoción, y en sus liturgias predicaba sobre la vida de este apóstol. Poco a poco toda la congregación corrió la vos de “Saint Jude”, “el santo de los afligidos y desesperados, el patrón de las causas imposibles, el intercesor en tiempos de angustia y sufrimiento”. El 28 de octubre de 1929, el santuario se llenó con miles de files que acudieron a la misa de San Judas.

Desde entonces la devoción por este apóstol se extendió en la comunidad católica de Chicago, Norteamérica, extrapolándose a otros países de la región.

Su título de «abogado de las causas imposibles», es apoyado por la declaración de Santa Brígida de Suecia, quien escribió en sus memorias que en una visión, el Señor Jesús le reveló que para aquellas peticiones difíciles, los pidiese por medio de la ayuda de San Judas Tadeo.

Más de San Judas Tadeo