Saltar al contenido

Oración a San Juan XI

Juan XI fue el papa Nº 125 de la Iglesia Católica. Elegido papa a los veinte años de edad, fue el Séptimo y último papa del periodo conocido como “pornocracia” que comenzó en el año 904, esto debido a que durante su pontificado, Marozia, su madre, cayó y perdió todo el poder que había adquirido durante el legado del papa Sergio III, quien fue su marido.

Juan XI nació en el año 911, hijo de Marozia y se duda de la paternidad entre el papa Sergio III o del primer marido de su madre, Alberico I de Spoleto. Estaba unido a la carrera eclesiástica desde temprana edad, a pesar de la falta total de espiritualidad en su vida. Al momento del fallecimiento del Papa Esteban VII, Juan XI era Cardenal de la Basílica de Santa María en Trastevere, pero debido a las presiones de su madre, esta lo obligó a convertir en su sucesor, en marzo del año 931.

Durante su legado, Marozia buscó proyectar y consolidar sus deseos, persuadiendo a Juan XI a lograr un acuerdo con Romano Lecapeno, emperador de Bizancio, en el cual se acordaba que el hijo de este emperador, Teofilacto se convirtiera en patriarca de Constantinopla. Esto era de mucho interés para Marozia, ya que buscaba comprometer en matrimonio a su hija Berta con uno de los Césares.

El papa Juan XI, también apoyo la construcción de la primera de las abadías establecidas en el marco de la congregación, cuyo nombre fue San Odón de Cluny, y le permitió al abad Hugo incluir a las abadías que fueran reformadas según sus reglas, permitiéndole alcanzar gran poder y mucha influencia.

En el año 932 Marozia se casa con el rey de Italia, Hugo de Arles, este se subleva contra su hijo, el conde Alberico el Joven, el cual expulsa y manda a encarcelaren el castillo de San Ángelo, al rey, a su madre y a su hermanastro el papa Juan XI, donde este último fallece en diciembre del año 935.