Saltar al contenido

Oración a San Juan V

El Papa Juan V fue el papa de la Iglesia católica N° 82, desde el año 685 al 686. Fue elegido como sucesor del papa  Benedicto II. En este corto legado de apenas 1 año, la generosidad de Juan V lo hizo destacar, con incansables obras de caridad para el pueblo y también para la organización del clero y los decanatos.

Juan era de origen sirio, se estima que nació en la primera mitad del siglo VII.  Fue representante de la Santa Sede Apostólica durante el Sexto Concejo Ecuménico. A su regreso a Roma en julio del año 682, llevó consigo los documentos oficiales del sínodo. Este papa contó con el favor del emperador Constantino, logrando que el rey redujera los impuestos sobre los patrimonios papales en Sicilia y Calabria, y también redujo los tributos que habían sido impuestos a la iglesia.

Juan V tenía muchas cualidades, un gran afán de aprendizaje, su energía y moderación, todo lo que hizo que se destacara, y dichas virtudes fueron las causas de que su elección como Sumo Pontífice el 23 de julio del año 685 en la basílica de San Juan Luterano. Su congregación fue el mismo día de su elección, esta se llevó a cabo a través del colegio cardenalicio y el pueblo Romano. Esta vez no se esperó la aprobación imperial debido a que  el emperador bizantino, Constantino IV, había abolido su derecho de confirmar al papa que eligiese el clero, cediendo tal derecho al exarca de Ravena.

No obstante, el legado de este papa fue bastante corto. Entre sus labores, Juan V, logró establecer que el nombramiento de los obispos de las diócesis de Cerdeña y de Córcega estuviese a cargo de la Santa Sede y no del arzobispado de Cagliari.

El papa Juan V fallece en Roma, el 2 de agosto del año 686, a consecuencia de una enfermedad. SU cuerpo se sepultó en la basílica de San Pedro.