Saltar al contenido

Oración a San Juan de Triora Lantrua

San Juan de Triora Lantrua es un santo de la iglesia católica, miembro de la Orden Franciscana de los Hermanos menores, a quien Dios le concedió el don de la palabra, con este trabajo se convirtió en un importante misionero en la provincia de Hunan de China, donde rescató a muchos fieles, sin embargo, se convirtió en mártir, padeciendo crueles maltratos en prisión para luego ser asesinado. Vivió durante el siglo XVIII.

Su nombre de nacimiento era Francisco María Lantrua, nació el 15 de marzo del año 1760 en la región de Triora de la provincia italiana de Liguria. Creció en el seno de una familia cristiana donde aprendió la fe católica. En su juventud participó en las labores de la iglesia, bajo la dirección de San Leonardo de Porto Maurizio, quien fue su gran guía. En 1751, decide tomar los hábitos así que marchó a Roma donde ingresó al convento de Santa María Aracoeli, llamándose Juan, y es aceptado el 15 de mayo de 1777, convirtiéndose en hermano franciscano.

Una vez que se recibió como sacerdote, se destacó por el don de la palabra con el que conquistó las almas de muchos fieles, además, trabajó como profesor de filosofía de Tívoli y de teología en Tarquinia. Pronto nació el deseo de ser misionero evangelizados, así, viajó en el año 1798 a Lisboa donde se preparó un año para embarcarse a Oriente; llegó a Maceo en 1799 y posteriormente a China.

Durante 16 años recorrió todas las tierras de la provincia de Hunan y Chensi, logrando la conversión de muchos fieles, soportando las dificultades políticas y sociales con valentía; los frutos de su obra se multiplicaban rápidamente. En el año 1815, se intensificó la persecución contra los religiosos cristianos en estas tierras. San Juan fue delatado, encarcelado, torturado y condenado a muerte. Fue asesinado estrangulado en Ciansi de la provincia de Hunan, el 7 de febrero del año 1816.

El papa Juan Pablo II canonizó a san Juan de Triora en el año 2000.