Saltar al contenido

Oración a San Filoromo de Alehandría

San Filoromo de Alehandría es un santo de la iglesia católica venerado por ser un mártir en los primeros siglos de la era cristiana, se desempeñaba como un funcionario romano que se había unido a la fe cristiana, por ello fue apresado durante el mandato del emperador Diocleciano, al mismo tiempo que san Fileas. Los dos cristianos fueron juzgados por su fe en Alejandría y condenados a muerte recibiendo la palma del martirio por ser cristianos. Vivió durante el siglo III.

Filoromo era un ciudadano romano. En los primeros años de su vida estuvo influenciado por las costumbres paganas del entorno. No obstante, se convirtió al cristianismo, de manera clandestina probablemente, ya que conservaba su cargo de tribuno militar de la administración de Alejandría. Se trataba de un hombre poderoso, que impartía justicia y tenía bajo su mando a los guardias y soldados.

Más tarde, Filoromo fue acusado de cristiano y capturado durante la onda de persecuciones desatada por el emperador Diocleciano. Fue hecho preso el mismo día que san Fileas. Ambos fueron encerrados en una mazmorra desde los últimos meses del año 306 hasta febrero del 307, momento en que los trasladaron para ser juzgados ante el prefecto de Egipto, Culciano.

Este Culciano intentó por todos los medios persuadir a los prisioneros de que desistieran de su fe cristiana. Pese a las amenazas de muerte y a los castigos, ambos cristianos se mantuvieron firmes en su posición, de esta manera, por tanto, fueron condenados a morir decapitados, cumpliéndose la sentencia en ese mismo año, un mes más tarde. Otros santos que también fueron condenados en este período fueron San Fausto y sus compañeros.