Saltar al contenido

Oración a San Felix IV

oracion a san felix III

Félix IV fue el papa de la iglesia católica IV 54, quien estuvo al mando durante el período del 526 al 530. Fue el sucesor del papa mártir Juan I, durante su pontificado, tuvo el favor del sucesor del rey Teodorico, obteniendo así beneficios para la iglesia que le permitieron construir algunas iglesias; del mismo modo, luchó contra el semipelagianismo y otras doctrinas herejes. Presintiendo su muerte, nombró a su sucesor. Su festividad litúrgica se celebra el 22 de septiembre.

Félix IV nació en la región de Samnio de la Italia centro-meridional, probablemente a finales del siglo V. A la muerte del  papa Juan I, Teodorico, rey arriano de los Godos, lo apoyó para que fuese electo como Obispo de Roma, el clero y los laicos terminaron por aceptar la decisión, y Félix IV fue consagrado el 12 de julio del año 526.

Félix IV se dedicó a trabajar por los intereses de la Iglesia Católica. Poco más de un mes después de su elección, Teodorico fallece, quedando como sucesor su nieto Atalarico, pero como este era menor de edad, el trono quedo temporalmente en manos de su madre Amalasunta, quien era partidaria del catolicismo. La reina donó a la iglesia dos templos, que Félix IV hizo reformar para construir las iglesias de los santos Cosme y Damián. El papa Félix también se enfrentó al conflicto del semipelagianismo en el sur de Galia, envió misiones evangelizadoras a la región, y aprobó el escrito de Cesáreo de Arles contra Fausto de Riez.

En el año 530, Félix IV enfermó gravemente, y en un intento por aliviar las tensiones entre los romanos, designó como sucesor al archidiácono Bonifacio II. Falleció el 22 de septiembre del año 530.