Saltar al contenido

Oración a San Feliciano

oracion a San-feliciano-de-Foligno

San Feliciano fue un religioso católico, considerado como el primer obispo de la región de Foligno en Italia, vivió durante el siglo III. Actualmente, en el martirologio romano se le indica como patrón de Foligno, puesto que en la localidad de Umbría, se dedicó en vida a un intenso y devoto movimiento pastoral que acabo por iniciar la evangelización de toda la región.

La fecha de nacimiento probable para san Feliciano es alrededor del año 160, en una localidad que hoy en día se conoce como San Giovanni Profiamma. Su familia humilde pero de buenos valores, lo acercó a la fe cristiana aun siendo muy joven.

Algunos relatos indican que san Feliciano fue también discípulo del papa san Eleuterio, de quien recibió la ordenación sacerdotal, e igualmente, conoció y entabló amistad con el papa san Víctor I. Éste último, lo consagró en el cargo de obispo de Foligno en el año 204. Por más de  50 años ejerció su episcopado, siendo uno de los primeros obispos cristianos al norte de Italia.

Ya de avanzada edad, en tiempos de la persecución del gobernador Decio, san Feliciano fue arrestado por su fe, cuando ya era un hombre de 94 años, y al negarse a adorar los dioses paganos de los romanos, recibió el martirio siendo torturado, azotado y condenado a morir decapitado; cuando lo trasladaban a Roma para ejecutarlo, falleció a consecuencia de las torturas en el camino en las afueras de Foligno, era el año 250.

En el sitio de su sepultura, se edificó una iglesia en su honor. En el año 970 sus reliquias se trasladaron a Metz, noroeste de Francia. Alrededor del año 1673, algunas de las reliquias regresaron a Foligno.