Saltar al contenido

Oración a San Evencio de Nicomedia

San Evencio de Nicomedia es un santo de la iglesia católica quien fue mártir durante inicios del siglo IV, en medio de la persecución de los cristianos ordenada por Diocleciano. Se conoce muy poco sobre la historia de este santo, incluso se cree que su nombre “Evencio”, que en latín significa “evento”, fue dado en relación a los hechos de su martirio.

Se conoce como Evencio de Nicomedia, Evencio el Latino, o Evencio mártir. Las historias son confusas e imprecisas en relación a este cristiano que cayó víctima de las persecuciones sucedidas durante los primeros siglos.

Uno de los relatos cuenta que Evencio era un cristiano que vivía en Bitinia de la región de Nicomedia (territorio que actualmente pertenece a Turquía). Según parece había sido primero un funcionario romano que luego se convirtió a la fe cristiana y dejó todas sus comodidades por seguir a los discípulos de Cristo y servir a la iglesia.

La historia de su martirio es confusa. Se suponen al menos dos relatos. Uno de ellos cuenta que Evencio, siendo un funcionario romano distinguido, cuando se convirtió al cristianismo fue acusado, hecho preso y juzgado por su condición de cristiana, y así recibió la condena, siendo quemado vivo.

Otra leyenda cuenta que Evencio se retiró de su cargo en el gobierno y se dedicó a auxiliar a los cristianos y a trabajar para la iglesia de Nicomedia. No obstante, en el año 303, el emperador Diocleciano promovió un edicto donde prohibía el cristianismo en todo su imperio, y el edicto fue colocado en la plaza pública en la ciudad. Cuando Evencio vio el papel, se llenó de indignación y lo rasgó en dos en frente de toda la comunidad. Esto hizo que fuera apresado y condenado por su fe cristiana a morir en la hoguera.

Se dice que San Evencio aceptó con resiliencia su martirio y se mantuvo siempre firme en la fe, con una actitud de paciencia y serenidad que impresionó a todos los presentes, incluso cuando su cuerpo era consumido por las llamas. Sucedió un 24 de febrero del año 303.