Saltar al contenido

Oración a San Eutiquio de Roma

San Eutiquio de Roma es considerado un santo mártir de la iglesia católica, cuya vida se sitúa en los primeros siglos del cristianismo, cuando aun la religión no era libremente aceptada en el imperio romano, y los fieles eran sometidos a vivir en la clandestinidad, a riesgo de capturas, encarcelamiento, crueles torturas y muerte. San Eutiquio es un mártir de estos tiempos de persecución, quien vivió durante el siglo IV.

Probablemente de origen romano, se desconoce si Eutiquio era un fiel cristiano o si se trataba de un sacerdote o diácono de los primeros años de la iglesia. Lo que es más probable es que fuera una persona de servicio activo como evangelizador, por lo cual fue capturado, en tiempos del emperador Constantino.

Se le condenó a un cruel martirio. Eutiquio fue encerrado en las catacumbas de la vía Apia, sometido a una privación prolongada de sueño y comida, así como a crueles torturas que flagelaron su cuerpo, más no su fe. Soportó todos los maltratos y angustias de los tiranos, venciendo con su fe en Cristo. Sin embargo, finalmente lo asesinaron arrojándolo a un barranco.

La principal fuente de información de la veracidad de la historia del santo Mártir Eutiquio aparece reflejada en un epitafio que el papa Damasco ordenó colocar en la tumba del santo mártir en el cementerio de San Sebastián de la Vía Apia de Roma.