Saltar al contenido

Oración a San Eustracio taumaturgo

San Eustracio fue un abad venerado por la iglesia católica a quien se le atribuyeron poderes espirituales para realizar milagros y curaciones, por lo tanto se le considera un taumaturgo; vivió durante el siglo IX y su festividad se celebra el día 9 de enero.

San Eustracio nació en una aldea pequeña de Bitinia, este era un antiguo reino localizado al noroeste de Asia Menor, para finales del siglo VIII o comienzos del siglo IX. Recibió educación religiosa y espiritual de su familia. Cuando tenía 20 años, movido por el deseo de una vida religiosa, se marchó de casa con destino al monasterio de Abgaro en Mysia (Monte Olimpo) que había sido fundado por san Gregorio y san Basilio e ingresó como monje.

Durante su formación se dedicó a una vida religiosa y de piedad, practicando las virtudes del ascetismo, la austeridad, autonegación, y la caridad, logrando así gran desarrollo espiritual.

A san Eustracio se le llama taumaturgo en vista de hechos milagrosos que acontecieron en torno a su vida, de hecho, son numerosos los relatos sobre milagros y prodigios que realizó en presencia de muchos fieles, y la fama que ganó lo condujo a ser nombrado como abad del monasterio.

Tiempo después sucedió la persecución iconoclasta en la que muchos religiosos y monjes, incluidos los del monte Olimpo, se vieron en la necesidad de huir, entre ellos san Eustracio. Al cabo de un tiempo, y pasada esta crisis, el santo regresó al monasterio como abad del mismo, permaneciendo hasta su muerte a la edad de 95 años.