Saltar al contenido

Oración a San Euquitiano

santo sin imagen

Euquitiano fue el papa N° 27 de la Iglesia Católica. Su gobierno papal se extendió entre los años 275 y 283, el cual fue un período de relativa estabilidad en referencia a la ola de persecuciones que venían desatándose en contra de los cristianos en los siglos anteriores. Euquitiano parece haber tenido un papel clave en el recuerdo de las memorias de los santos mártires, promoviendo celebraciones para recordar el honor a éstos. Su festividad se conmemora el día 8 de diciembre.

Euquitiano nació en la ciudad de Luni de la región de Toscana (Italia), creció en un hogar de padres cristianos. El 4 de enero del año 275 fue consagrado como Obispo de Roma. En aquella época se fortaleció la institución de la iglesia católica dentro del Imperio Romano.

Este papa trabajó para rendir honores a los santos mártires. Estableció que sus cuerpos fuesen enterrados con una dalmática, que es una vestidura especial parecida a la de los emperadores romanos y que es usada por los diáconos en las celebraciones especiales.  Ordenó también muchos procedimientos memoriales para el entierro de los mártires y el traslado de sus cuerpos.

Del mismo modo, Euquitiano estableció la práctica de la bendición de las uvas y frijoles en el altar durante las misas, y la bendición sobre la recolección en los campos.

En cuanto a los conflictos religiosos, las disputas con otras corrientes contrarias a la enseñanza cristiana, continuaron durante este período papal; la controversia de los novacianos ganaba terreno al igual que otros movimientos que negaban enseñanzas de Cristo, cuestionando la divinidad y la unidad de la Santísima Trinidad.

A pesar de su nombre está inscrito en el martirologio romano, se duda de si realmente falleció a consecuencia del martirio, puesto que en los años de su mandato las persecuciones habían sido suspendidas luego de la muerte del emperador Aureliano en el 275.

El papa Euquitiano falleció el 8 de diciembre del año 283, y sus restos fueron sepultados en la cripta papal de la catacumba de San Calixto, como era costumbre.