Saltar al contenido

Oración a San Esteban VII

Esteban VII fue el papa de la iglesia católica N° 124, ocupando el trono de San Pedro desde el 928 hasta el 931. Este período tampoco contó con acontecimientos importantes, puesto que la marcada influencia de Marozia se ejercía sobre todas las decisiones del papado; de hecho, se afirma que esta reina consentía la elección de papas que fuesen fácilmente manipulables hasta que su hijo Juan, tuviese la edad para ser proclamado pontífice.

Esteban Gabrielli VII nació en Roma en fecha imprecisa, probablemente en la segunda mitad del siglo IX. Se desconocen los relatos acerca de los primeros años de su vida y de su decisión de ser religioso. Al momento de su nombramiento como papa, entre enero y febrero del 929, era Cardenal y Presbítero de la iglesia de Santa Anastasia.

En aquel tiempo, Roma era totalmente controlada por Marozia, marquesa de Tucsia, incluso la autoridad papal se sometía a las peticiones de esta reina. Es probable que por ello, aunque mucho relatan a Esteban VII como un hombre piadosos y  bondadoso, sus actos estuvieron siempre limitados e influenciados por la monarca.

Apenas se dice que en el aspecto eclesiástico, Esteban VII se interesó por ayudar a varios monasterios de Italia y Francia, y consagró algunos religiosos.

Su muerte también es un misterio. Tal parece que fue asesinado en febrero o marzo del año 931 por orden de Marozia. Su cuerpo se sepultó en la basílica de San Pedro.