Saltar al contenido

Oración a San Esteban V

El papa Esteban V fue el papa de la iglesia católica N° 110, su pontificado ocupó los años desde el 885 al 891. Durante este período aparecieron muchos conflictos desde el punto de vista político organizacional en el Sacro Imperio Romano, aunque este papa trato de conducirse con sabiduría y respeto, recibió peregrinos ingleses, rechazó los ataques contra la sede romana por parte de Constantinopla, y resolvió con caridad las crisis sociales por las que Roma atravesaba en aquellos días. Su memoria se recuerda el 14 de septiembre.

 Esteban nació en la primera mitad del siglo IX en Roma, en medio de una familia de la aristocracia emparentada con el obispo Zacarías quien era el bibliotecario de la Sede del Papa, y a este le fue confiada su educación. Abrazó la vida religiosa desde temprana edad. Durante el mandato del papa Marino I fue consagrado como presbítero y cardenal.

El papa Adriano III su predecesor manifestó su deseo de que su sucesor fuese Esteban, incluso se dice que su elección se produjo antes de la muerte de este papa, por lo que Esteban V rechazando dicho acto permaneció encerrado en el palacio de Letrán hasta que su predecesor murió y pudo ser consagrado en septiembre del 885.

Su consagración se produjo sin la confirmación imperial, pero el emperador Carlos el Gordo no objetó dicho detalle al enterarse de la unanimidad con la que fue electo. Al año siguiente en el 886 fallece el emperador Bizantino Basilio I, sucedido por León VI el Sabio, quien destituye a Focio como patriarca de Constantinopla, y nombra a su hermano Esteban I, lo que no representó un acercamiento con la sede romana.

Por otro lado, Carlos III el Gordo de los carolingios es depuesto en el 887, y el imperio se fragmenta en Francia gobernada por Eudes, Alemania por Arnulfo e Italia por Guido de Spoleto. Socialmente, una terrible hambruna afectaba a toda la población, las tierras enfrentaban una ola de sequía y una plaga de langostas. El papa Esteban V dispuso de la fortuna de su familia para poder ayudar a los pobres, apoyar a las iglesias y liberar a los cautivos.

Hacia el final de su mandato, Esteban V apoya la coronación de Guido de Spoleto como emperador. Falleció el 14 de septiembre del 891.